Qué fácil la tuvo River, goleada histórica sobre Nacional y que venga Palmeiras

Superlavita actuación del Millo. Ni el más fanático de River podría haber pensado en esto. Ni el más pesimista de Nacional hubiera augurado esta paliza histórica. Es que la oncena de Marcelo Galalrdo hizo media docena de goles en pleno Montevideo por el cierre de los cuartos de final de la Copa Libertadores. Palemiras tomó nota.

¿Cómo se puede interpretar esto? Nacional había caído por la ida 2-0 en Independiente, culpando al VAR, cuestionando a la Conmebol pero de autocrítica nada; los «Bolsos» habían sorteado los octavos de final sin haber anotado un gol y festejando un gol anulado sobre la hora a Independiente del Valle. Este domingo pasado perdieron con Peñarol y hasta al árbitro del cotejo amenazaron.

Ante este panorama, River sacó réditos sobre un más que mediocre equipo tricolor.

El juego arrancó con la expulsión del arquero Sergio Rochet en el primer cuarto de hora tras un error defensivo que le obligó a salir del área y derriba a Suárez.

La ventaja de tener un hombre más en la cancha, la presión en campo adversario, una defensa que fue peor que un cuento de horror. Jorge Carrascal, aprovechando los espacios que dejaban los tricolores abrió con un soberbio remate al ángulo en el minuto 28.

Con el control de la pelota y un mediocampo bien parado, este conjunto Millonario se dedicó a tocar, buscar espacios, rotar, y de ahí rompieron la frágil defensa tricolor antes del descanso por medio del Nico De la Cruz, que usando el manual de Carrascal, pateó cruzado de afuera del área y mandó el segundo gol que ya lapidaba a Nacional, que debía hacer cinco tantos para clasificar.

Antes del descanso, aprovechando que se relajó la defensa riverplatense, fue Ayrton Cougo el anotador, dejando al menos el marcador 1-2 a favor de los porteños.

En el complemento, Bruno Zuculini aumentó a 3-1, pero rapitido nomás el Santi Rodríguez achicó y si bien estaba todo liquidado, daba para creer que iba a ser más que reñido.

Sin embargo, este Nacional no tenía idea de nada, ni la tuvo en esta serie de «mata-mata», producto del injusto despido de su técnico Gustavo Munúa quien los había metido en los octavos. De ahí River sacó réditos, y cómo.

Santo Borré se despachó con tres goles (67′, 73′ y 80′). Vale remarcar las actuaciones del lateral derecho Gonzalo Montiel, mentor de tres tantos, y el atacante Matías Suárez, que gestó los otros tres.

Los goles lo dicen todo. River falló si, tal vez sea por haberse relajado, dos tantos producto de la astucia de los atacantes del «trico», donde Armani hizo agua, pero al menos se reivindicó con una notable atajada sacando un balón de la línea.

Pero la actuación millonaria fue tan superlativa que pudo haber anotado un par de tantos más, incluso, un gol le fue anulado a River por posición adelantada.

Quien debe tomar nota es Palmeiras, que si bien eliminó cómodo a Libertad, tendrá que remar lindo en las semifinales para superar a este gran equipo de River Plate.

Formaciones:

NACIONAL 2
Rochet; Laborda, Orihuela y Oliveros; Martínez y Neves; Trezza, Cougo, García y Castro; Bergessio. DT: J. Giordano.

Cambios: Mejia x Trezza, 20′; Lores x Bergessio, 54′; Rodríguez x Castro, 54′; Vinicius x Cougo, 68′; Cartagena x Martínez, 68′.

Goles: Cougo, 45′; S. Rodríguez, 54′.
Roja: Rochet, 18′.

RIVER PLATE 6
Armani; Montiel, Rojas, Díaz y Angileri; Zuculin, Ponzio y De la Cruz; Suárez, Borré y Carrascal. DT: M. Gallardo.

Cambios: Casco x Zuculini, 59′; Álvarez x Suárez, 74′; Sosa x Ponzio, 84′; Rollheiser x Carrascal, 85′; Pratto x Angileri, 85′.

Goles: J. Carrascal, 28′; De la Cruz, 45′; Zuculini, 50′; Borré, 67′, 73′ y 80′.

Estadio: Gran Parque Central (Montevideo)
Referí: R. Tobar (Chile)

@lostribuneros

Fijate en

Messi conectó con el espirítu del Diego para que Argentina se meta entre los ocho mejores

Para ser campeón hay que ganar, lógico, se cae de la rama, pero bueno es …