Por penales los “Millos” despiden a Cruzeiro

River Plate vuelve a hacer pata ancha en el Mineirâo y desde el punto penal dejó en ridículo al Cruzeiro por octavos de la Libertadores. Gran partido en los 90′ del equipo de Gallardo; Armani paró dos penales.

Era caído del árbol que River no iba a dar nada por perdido. Emulando la campaña de 2015 donde el Millonario había caído en casa ante este adversario, nuevamente, en Belo Horizonte hizo pata cancha.

Cuatro años pasaron, en esta ocasión no fue tan “tremendo” porque habían empatado en Buenos Aires y el margen se abrió en el Mineirâo.

En las tribunas se vio un notable espectáculo tanto desde el público de la Raposa como del riverplatense, mientras que en la cancha se vio un muy lindo partido disputado a cara de perro entre ambas escuadras, pero con delanteros con pies redondos.

La propuesta de Marcelo Gallardo fue sencilla: Atacar y atacar. River fue como protagonista y le metió presión a los cruzeirenses de la mitad hacia arriba, pero los mineiros aprovecharon los espacios que debaja el ‘Millo’ para salirles de contra e intentar romper el cero e ir encaminando la clasificación.

Con el empate por goles River estaba hecho, entonces, sabía que si hacía un gol descalabraba todo.

Thiago Neves le tomó el primer examen a Armani en el primer cuarto de hora, pero rápidamente Borré pretendió hacer lo mismo con Fábio, pero su tiro fue muy débil.

El partido era golpe por golpe. River Tenía como uno de sus motores en el mediocampo al legendario “Leo” Ponzio, pero debió retirarse lesionado en el entretiempo.

Carrascal se mostró muy movedizo, junto a Borré y un silbado Lucas Pratto por su pasado en el rival Atlético Mineiro.

En el complemento los brasileños veían que se les venía la noche y ahí partieron para el arco de Armani, que sacó tremendas pelotas, dos de ellas de manera colosal.

El “Muñeco” sacó a Pratto del campo y puso en la cancha a Matías Suárez; Palacios había reemplazado a Ponzio y en una ocasión puso una pelota filtrada que por poco no terminó en gol.

Nicolás De la Cruz entró por el “Nacho” Fernández y no decepcionó el oriental.

El juego, lindo, disputado pero con atacantes que estaban en otra y un arquero que Armani que estaba, como de costumbre, en su noche, acabó 0-0.

Los penales para River fueron música para sus oídos y si sus delanteros en los 90′ no pudieron mandarla a guardar, ahí se tomaron la revancha; Armani, de actuación 10 puntos durante el tiempo regular, lo que hizo fue coronarse con dos penales parados a Henrique y David.

River Plate está ahora en cuartos de final y la posibilidad del “bi” está cada vez más cerca.

CRUZEIRO
Fábio; Orejuela, Dedê, Léo y Egídio; Romero, Henirque, Cabral y Marquinhos Gabriel; Thiago Neves y Pedro Rocha. DT: Mano Menezes.

Cambios: Robinho x Cabral, 60′; Fred x Pedro Rocha, 72′; David x Marquinhos Gabriel, 86′.

Penales: Hernique y David desperdiciaron; Fred y Robinho anotaron.

RIVER PLATE
Armani; Montiel, Rojas, Martínez Quarta y Casco; Ponzio; Fernández, Pérez y Carrascal; Borré y Pratto. DT: M. Gallardo.

Cambios: Palacios x Ponzio, 46′; Suárez x Pratto, 66′; De la Cruz x Fernández, 72′.

Penales: De la Cruz; Montiel; Martínez y Borré, todos anotados.

Estadio: Mineirâo (Belo Horizonte)
Referí: R. Tobar (Chile)

@lostribuneros