Policías asesinan a juvenil de Barracas Central

Un caso de gatillo fácil por parte de la Policía Porteña. Jovencito asesinado, familia destrozada. Era negrito, usaba gorrita, justo lo que no les gusta a muchos de los mal preparados agentes de seguridad. La policía de «Larreta» como le llaman, dio la nota justo el día que celebran cinco años, al asesinar a un futbolista de 17 años de edad.

Lucas González salía de entrenar. Jugaba en las formativas de Barracas Central. Con dos amigos más iban en auto. Pararon para comprar jugo. Un auto de civil, sin identificarse se les atravesó, ellos huyeron creyendo que eran ladrones. Fueron baleados. Lucas se llevó la peor parte al recibir dos tiros en la cabeza.

La coartada de la policía, a priori, fue informar que balearon a delincuentes, sin embargo, con el correr de las horas la verdad salió a flote; fueron asesinados por policías de civil.

El abogado de la familia el Dr. Guillermo Poletti dijo a Página 12 que no fue un hecho confuso como hacen creer sino que «tenemos recontra claro lo que pasó: fue un hecho de gatillo fácil, de negligencia policial».

De acuerdo a informaciones brindadas por el letrado, dos de sus amigos fueron detenidos por la policía durante 24 horas sin acusación en contra. Además, negó la versión del Gobierno de la Ciudad que filtró información acerca de una supuesta arma de plástico en el baúl del vehículo que transporaba a los pibes.

«No había nada en el atuo, lo que digan que apareció es mentira», remarcó.

Lucas estaba internado en estado desesperante en el Hospital del Cruce, ubicado en Florencio Varela, donde finalmente falleció cerca de las 17 horas de este jueves 18.

De acuerdo a la versión del abogado Lucas, que conducía la Volkswagen Suran que pertenecía a su padre, se asustó al ver una persona de civil que les apuntaba con un arma, hecho que le hizo huir despavorido de la escena creyéndose que los individuos del Fiat Siena que se les atravesó eran delincuentes que querían robarle el auto.

Los policías, al verlos jóvenes, morochitos y con gorritas entendieron que iban a robar un kiosco, cuando los juveniles iban a comprar jugo para beber durante el camino a casa.

Clubes como River Plate se solidarizaron con la familia de Lucas: «River Plate acompaña a la familia y seres queridos de Lucas González en estos momentos de profundo dolor. #Justiciaporlucas», postearon en Twitter.

El propio presidente de la nación Alberto Fernández, expresó su solidaridad: «Quiero expresar toda mi solidaridad con la familia de Lucas González. Mi compromiso con su madre Cintia y su padre Mario en este momento tan doloroso. Pondremos todos los recursos del Estado a disposición para poder llegar a la verdad y justicia».