Perdió el City de atrás, fiesta en Liverpool

Un partido increíble se jugó por el cierre del «Boxing Day» inglés. Por la jornada 19 de la Premier League el conjunto de Manchester City se imponía con diez en la cancha y con comodidad por 2-0 sobre Wolverhampton, sin embargo los locales reaccionaron y con un tanto en el minuto 89 se lo dieron vuelta. Liverpool formalmente está 13 puntos arriba del escolta Leicester City.

Qué tremendo partido regalaron en el Molineux Stadium. Wolverhampton y Manchester City se veían las caras. El local se juega un cupo en la copas europeas mientras que el conjunto de ‘Pep’ Guardiola precisaba nada más que de la victoria para acortar a diez puntos la distancia con un Liverpool que destrozó a su escolta Leicester como visitante 4-0.

La puja arrancó al estilo de Guardiola, teniendo el balón, tocando, presionando arriba y buscando romper el cero, pero, tanta presión llega a un momento que hace que todo estalle, y así fue, quien estalló fue la zona defensiva del City porque en una contra a todo vapor del Wolves el arquero brasileño Ederson salió del área, derribó a su adversario y vio la tarjeta roja directa. Iban apenas 12 minutos.

Guardiola debió decidir a quién quitar del campo para darle lugar al arquero chileno Claudio Bravo, y dado el resultado y lo que sucedió en la cancha, sacar al ‘Kun’ Agüero fue un gravísimo error que le costó caro.

Con diez en la cancha debió pujar el equipo Celeste, que en el minuto 25 logró un tiro penal que fue atajado por el portugués Rui Patricio, sin embargo, el VAR indicó que hubo invasión de cancha de los locales y se tiró de nuevo; Guardiola le gritó a Sterling que no lo vuelva a patear, pero este fue y lo tiró de nuevo, errándolo nuevamente, pero, en esta ocasión logró recoger el rebote y ahí dejó todo 0-1.

El juego tenía a un Manchester City que era superior al Wolves, pero poco a poco fue perdiendo el control del balón y el territorial, lo que no quiere decir que el minuto cinco del complemento, o 50 de tiempo corrido, venga al 2-0 que bien sonaba a lapidario. Otra vez Sterling anotaba.

Nuno Espírito Santo metió mano en su oncena y encontró las fallas de los ciudadanos. Ya con la pelota en su poder pudieron descontar en el minuto 55 gracias a Adama Traoré.

Viendo que las cosas andaban el portugués sacó a Jonny Castro y mandó al campo su compatriota Rúben Vinagre, y un poco más tarde a su otro compatriota Pedro Neto.

Esos cambios le dieron al Wolverhampton el golpe de impacto que necesitaba, entonces, aprovechando una jugada a fondo y una grosería tremenda del francés Mendy, que creyó que la pelota se iba por línea de fondo, Adama Traoré la cruzó de manera rasante para que el mexicano Raúl Jiménez simplemente la empuje para poner el festejado 2-2. Faltaban ocho minutos para el cierre.

Pero, al parecer Wolverhampton le robó la fórmula a ‘Pep’ y usando su propia salsa basada en toques y toques, en el último minuto se produjo una soberbia jugada que terminó en un verdadero golazo de Matt Doherty.

Los últimos cuatro minutos de descuento fueron para descompensarse; falta en el área para el City, Sterling la puso en el ángulo pero el balón decidió estrellarse contra la transversal.

Luego Wolverhampton supo cómo retener el balón y hacer correr el reloj, por eso que acabó ganando por 3-2.

Manchester City quedó a 14 puntos del líder Liverpool que tiene 52 unidades, Wolverhampton aprovechó, además, la caída del Chelsea para quedar dos puntos por debajo y ahora está en posición de luchar por un lugar en Champions League.

Fijate en

Más sorpresas: Croacia tiró al tercero Bélgica y escoltó a Marruecos 

Bélgica había sido lo mejor del Mundial anterior, incluso más que el propio campeón Francia, …