Peñarol fue despojado en el barrio El Prado

Un hecho casi vinculado a las policiales y no al deporte, si así se le puede llamar, sufrió el popular equipo en su visita al Montevideo Wanderers por la jornada 13 del Torneo Clausura. El referí internacional Andrés Cunha no les sancionó dos claros penales y el equipo terminó goleado.

Peñarol que, indudablemente, no tiene un buen juego y que como equipo no funciona y que llegaba al campo del conjunto del coqueto barrio El Prado de la capital oriental, con un empate a cuestas en el superclásico, con un gol en los descuentos, no merecía perder como perdió.

Los carboneros cayeron por 4-1 ante un Montevideo Wanderers que supo sacar partido de cada “horror” de la defensa rival, pero que bien podría haber terminado de manera más leal.

El referí Andrés Cunha no cobró dos claros penales para Peñarol,  que bien podrían haber cambiado la historia, o por lo menos, podría haberlos errados y convertirse en el blanco de justas críticas.

Nacional, como informamos tiempo atrás, se había vuelto en el centro de las burlas por la cantidad impresionante de penales que se les vienen dando desde hace varios años a la fecha, incluso, hasta un hincha creó el hashtag #penalparanacional que llegó a ser tendencia en Twitter.

En el pasado clásico una pelota, que buscó el brazo del futbolista, terminó en penal y gol de Nacional, y ante Boca Juniors una jugada similar en el área de Nacional sucedió y el referí, con buen criterio, nada cobró. Nadie dijo nada al respecto.

Al terminar el partido el futbolista del “Bohemio” admitió haber bajado el balón con la mano, reconoció que en una de las ocasiones lo hizo de manera deliberada.

Peñarol iba de cabeza a quedarse con el Torneo Clausura, o por lo menos iba a quedar perfilado para lograrlo porque en la última fecha define con el Plaza Colonia en casa, pero buen negocio sería que Nacional entre a la definición y se produzca un partido clásico que movería toda la audiencia y que, sin dudas, esto termine en un jugoso negocio.

Marcelinho

@lostribuneros