Peñarol cumplió 131 primaveras; Napoli y Rosario Central se destacaron entre los saludos

El club más popular de Uruguay está pasado de copas, en este caso no por los logros, sino por su aniversario. Fiesta, alegría, algarabía por parte de los hinchas de Peñarol. 131 años festejaron los ferroviarios. Fueron felicitados por diversos clubes a lo largo y ancho del mundo, pero, Napoli con una foto muy especial y Rosario Central con una imagen de archivo les mandaron un gran saludo.

Nacidos en las afueras de Montevideo un 28 de setiembre de 1891 bajo un extraño nombre pero con un apodo que en 1913 pasó a ser nombre oficial: «Peñarol».

Una empresa de ferrocarriles integró mediante el deporte a los obreros y directivos. La intención era dedicarse al criquet y al fútbol, el criollo uruguayo quería acción, no tenía paciencia para esperar para pegarle a la pelota con un «garrote». Todos querían pegarle a la «vejiga inflada» con los pies.

«Los ingleses locos corrian atrás de una vejiga en el puerto», nos contó 25 años atrás un hombre en Montevideo, que en esa época estaba cercano al siglo de vida. Era maravilloso oír su testimonio. 

El nombre Central Uruguay Railway Cricket Club (CURCC) no pegaba ni con cola. Era imposible para un criollo, en su mayoría gente de escasos recursos que acompañaba al equipo por donde jugara, gritar ese nombre en idioma ‘gringo’. De ahí comenzaron a gritar el nombre de la estación de tren de donde es original la institución: Peñarol.

De origen ferroviario, por eso que este término es aceptado por el hincha, el conjunto mirasol fue entrando en las entrañas de los laburantes uruguayos y de los inmigrantes que llegaron en masa a partir de las persecusiones en Europa y la Primera Guerra Mundial, luego llegaron los ‘corridos’ por el franquismo, los que huyeron del stalinismo, de Mussolini y hasta de las hoy inexistentes Checoslovaquia y Yugoslavia.

Peñarol, primer campeón de América, primer equipo de la Conmebol en ser campeón del mundo, primer equipo de la historia del profesionalismo charrúa en ser campeón, vive una dicha sin par, aunque suene al himno del «River Plé» de Montevideo. 

Saludos recibió de diversas partes del mundo, sin embargo, a nuestro entender, el más popular gozó de la salutación del Napoli con una foto de Maradona con la gorra y camiseta de Peñarol, ya que el Diego era simpatizante y en 1996 estuvo a pasitos de cumplir uno de sus sueños que era vestir la aurinegra, y de Rosario Central, club hermano, que mandó un recuerdo de 1892, cuando los manyas, carboneros, mirasoles, ferroviarios, aurinegros, cumplían su primer año de vida.

Fijate en

Australia se rinde a los pies de Messi: «Legendario talismán»

Los Socceroos se rinden a los pies del equipo argentino pero especialmente a los pies …