Partidazo plagado de goles termina en empate entre Japón y Senegal

Un soberbio partido jugaron los seleccionados de Japón y Senegal por el Grupo H del Mundial de Rusia. Ambos, que arrancaron ganando sus respectivos encuentros ante Colombia y Polonia, se vieron las caras, y no se perdonaron una.

Ekaterimburgo fue testigo de un notable partido jugado a cara de perro por Japón y Senegal, conjuntos que no dieron una por perdida.

Pelota bien jugada. Nervios. Garra. Pasión. Ninguna de las selecciones dio una por perdida y fueron al frente a lo grande en pos de la victoria. Sadió Mané puso arriba a una Senegal que no merecía el gol hasta ese momento, pero un grosero error de la defensa nipona posibilitó el gol. Haraguchi, carrilero del equipo se acopló a la defensa y en lugar de rechazar de cabeza al córner, despejó para dentro de su área sirviendo el balón a un senegalés que sacó un latigazo, sin embargo el arquero Kawashima rechazó mal y la pelota pegó en un Mané que se acercó para meter presión, coronando así el 1-0 a los 11′.

La puja era pareja pero las fuerzas japonesas no se rendían, por eso, que el minuto 34′ Inui se mandó un gol de antología; entrada en diagonal desde el vértice del área grande, tiro cruzado a todo vapor y golazo: 1-1.

El empate generó otro partido; Japón era dueño del balón y, de yapa, lo trata bien. Tienen muy buenas condiciones y generan una muy buena imagen. Igualados fueron al descanso.

Senegal, netamente inferior a su rival en cuanto a porte de la pelota, fue pícaro y supo ingeniárselas para llegar al tanto, logrando el objetivo al minuto 71 gracias a otra dormida de los centrales japoneses, quienes no supieron cerrar el área cuando los africanos le entraron a toda velocidad por medio de Niang, allí Wagué, lateral derecho, apareció en el área y la mandó a guardar; 2-1 estaban.

Akira Nishino mandó al campo inmediatamente al gol al legendario Keisuke Honda, quien cambió radicalmente el encuentro al anotar, con apenas seis minutos en la cancha, el tanto del 2-2.

El partido fue abierto y ahí nadie se conformaba con el resultado, pero, pese al dominio japonés, el partido fue parejo y fue justo el empate.

Colombia y Polonia jugarán a segunda hora, y su hay empate japoneses y senegaleses tendrían todo para clasificar en la próxima jornada.

JAPÓN 2
Kawashima; Sakai, Yoshida, Shoji y Nagatomo; Hasebe y Shibasaki; Haraguchi, Kagawa e Inui; Osako. DT: A. Nishino.

Cambios: Honda x Kagawa, 72; Okazaki x Haraguchi, 75′; Usami x Inui, 87′.
Goles: T. Inui, 34′; K. Honda, 87′.

SENEGAL 2
N’Diaye; Wagué, Sané, Koulibaly y Sabaly; N’Diaye; Sarr, P. N’Diaye, Gueye y S. Mané; Niang. DT: A. Sissé.

Cambios: Kouyaté x N’Diayé, 65′; C. N’Doye x B. N’Diaye, 81′; M. Diouf x Niang, 86′,
Goles: S. Mané, 11′; M. Wagué. 71′.

Estadio: Ekaterimburg Arena (Ekaterimburgo)
Referí: G. Rocchi (Italia)

Posiciones:

  1. Japón 4 +1
  2. Senegal 4 +1
  3. Polonia 0 -1
  4. Colombia 0 -1

@lostribuneros