Papelón del VAR en Brasil, penal mal cobrado, gol mal anulado

La tecnología parece que sirve de poco en partidos de alto vuelo. En Brasil los jueces de video hicieron lo que quisieron y cobraron lo que se les antojó, o al menos, confundieron al referí que es quien tiene la última palabra.

Jugaban por la final de la Copa do Brasil el local Corinthians ante Cruzeiro. El empate dejaba como campeón al elenco mineiro. Robinho puso las cosas 1-0 para la “Raposa” en el primer tiempo, pero en el complemento hubo un tremendo piscinazo y el VAR le indicó al referí que hubo penal para Corinthians.

Jádson no perdonó y marcó el 1-1 que le daba vida al conjunto local. Sin embargo, Corinthians dio vuelta el marcador gracias a un gol de Pedrinho, quien la clavó en el ángulo, pero utilizando una vergonzosa ley de compensación (regla no escrita) el VAR anuló el tanto. Alegaron un manotazo de un jugador corinthiano en la previa al tanto.

Pese a todo, Cruzeiro ganó por 2-1 y levantó el trofeo.

@lostribuneros