Otra víctima más se cobró el Manchester United: Tottenham

¡Pase el que sigue! Manchester United sigue su racha feliz junto a un entrenador que deberá volver a su país en breve; 1-0 superaron al Tottenham Hotspur en Wembley y alcanzaron al Arsenal. Marcus Rashford anotó. David De Gea fue la figura.

Nadie se quería perder este partido. Manchester United venía con cinco triunfos consecutivos desde que Ole Solskjaer asumió como entrenador interino. Mientras que el Tottenham Hotspur llegaba a Wembley, donde oficia de local, con el objetivo de cortarle la racha al Diablo Rojo y seguir prendido en la lucha por el título de la Premier League.

Con todos estos condimentos, 80 mil personas colmaron el “Templo” y seguramente, más allá de la amargura de la mayoría de los aficionados por la derrota, no se fueron para nada decepcionados por como fue el partido.

El encuentro válido por la jornada de la Premier tuvo un primer tiempo jugado a todo vértigo donde el local, desde el primer segundo de juego, optó por ir al frente en busca del primer gol. Manchester United se mostraba sólido en la defensa y se agazapaba para sacar contragolpes con balones rápidos que hicieron mostrar por qué Hugo Lloris es el arquero titular de los Spurs.

Con el surcoreano Son y el astro Harry Kane fueron a la lucha con el sueco Lindelof y Phil Jones, encontrando en ellos una verdadera muralla.

Con Pogba en la cancha y Lingard como armador, los Diablos Rojos estaba expectantes de algún tipo de ventaja para dar el zarpazo. Tottenham era merecedor del primer tanto de encuentro, pero un grosero error del lateral derecho Kieran Trippier en campo del Manchester, fue aprovechado por un Paul Pogba que se la lanzó larga a un batallador Rashford que, por la derecha, y a toda velocidad entró al área grande y sacó un latigazo rastrero, cruzado y potente, y así la mandó a guardar un minuto antes del descanso.

La ventaja parcial del Manchester le cayó como un balde de agua helada a los londinenses y a su multitudinaria afición.

Para peor, un ratito antes del tanto, Mauricio Pochettino perdió a su primer soldado por lesión. Moussa Sissoko debió abandonar la cancha y cederle su lugar al argentino Erik Lamela, obligando a su entrenador a cambiar el dibujo táctico.

Como era de esperarse, el segundo tiempo fue todo de los spurs, quienes como león herido lucharon de tal manera que por momentos ahogaron a un Manchester que tuvo a un David De Gea como notable figura.

Caprichosamente la pelota no quería entrar al arco del ManU. El magnetismo de De Gea era tal que hasta llegó a quitar balones con la punta del botín.

Inteligente, Solskjaer puso en la cancha en el minuto 73 a Anthony Martial en lugar del belga Romelu Lukaku y diez minutos más tarde al portugués Diogo Dalot.

Lo que hizo el conjunto de Manchester fue esperar frente a su área y sacar contragolpes muy filosos con un Ander Herrera como conductor, de esa manera, le daban una sensación de zozobra al rival y hacían correr los minutos.

El equipo del “Poche” bregó, buscó la vuelta, pero fue incapaz de encontrarle la solución a su problema de falta de gol; Kane fue el más claro y la entrada de Llorente propuso más potencia en el ataque, pero cuando la pelota tuvo destino de gol, allí estaba De Gea para sacarla, incluso hasta se mandó una atajada para la foto en un tiro libre.

El oficio del conjunto de Manchester United, más la fortuna y la desesperación del rival, les dieron el triunfo. El quinto consecutivo por Premier.

Manchester United ahora quedó a la par de Arsenal con 41 unidades, pero con dos goles menos por ahora, mientras que Tottenham Hotspur perdió el segundo puesto al no poder superar a un Manchester City que deberá jugar este lunes para cerrar la fecha.

Posiciones:

  1. Liverpool 57
  2. Manchester City 50
  3. Tottenham Hotspur 48
  4. Chelsea 47
  5. Arsenal 41
  6. Manchester United 41

@lostribuneros