No pasó mucho entre Vélez y Boca

Empate en Liniers por el encuentro de ida de los cuartos de final de la Copa de la Superliga. Vélez hizo el mérito pero no los goles. Dos pelotas en el travesaño. Se lesionó el «Wanchope».

El esperado partido entre un Vélez que va de mayor a menor y el Boca Juniors, que es serio candidato, acabó sin goles en Liniers. Mauro Zárate fue abucheado por el público local.

Mucha fricción en el Amalfitani e insultos para un ex como Mauro Zárate, quien no le esquivó al bulto y dio lo mejor de sí. Luego, en la cancha hubo más fricción que otra cosa con un Vélez que hizo mejor las cosas, y hasta mereció la victoria.

La primera parte no tuvo grandes movimientos salvo una jugada aérea de Zárate y el cabezazo del zaguero Izquierdoz que se perdió por poco.

Gabriel Heinze apostó a tener la pelota y ejercer mucha presión y cortar circuitos de juego. Mientras que Gustavo Alfaro apostaba a jugadas aéreas y de pelota quieta como arma letal.

En el complemento fue Vélez el más desequilibrante. Dos pelotas en el travesaño pusieron e hicieron de Esteban Andrada la figura del encuentro con una atajada para el cuadrito.

La dupla Tévez y Zárate no funcionó y para peor el «Wanchope» Ábila se lesionó.

La revancha se jugará en La Bombonera.

@lostribuneros