No fue nadie a ver a Brasil

La selección brasileña le dio la bienvenida a esta edición de la Copa América donde es organizador. Jugó un partido amistoso con Honduras y ganó por 7-0. Apenas un puñado de hinchas fueron.

En el Beira Río de Porto Alegre la Canarinha le hizo siete a los catrachos que son dirigidos por el uruguayo Fabián Coito. Sin embargo, la noticia no es los siete goles hechos a los hondureños sino que ante la ausencia de Neymar apenas 15 mil aficionados fueron al estadio.

Los precios de las entradas oscilaban entre 20 dólares y 115.

@lostribuneros

Fijate en

¡Adiós a la hegemonía! Manaus y Parintins se disputan el trono del fútbol amazonense

El fútbol del Amazonas está viviendo una revolución. Los históricos Nacional y Rio Negro, que …