Newell’s sigue sin ganarle a Central en casa

0
168

El Clásico Rosarino terminó sin goles en el Coloso Marcelo Bielsa y los leprosos sigue sin poder superar a los canallas en su feudo. Gran partido de Maxi Rodríguez. El equipo del «Chacho» se aleja de la lucha por la Zona 1. 

Télam. Newell’s Old Boys jugó mejor y dispuso de la tres llegadas más claras, pero el arquero uruguayo Sebastián Sosa, en dos de ellas, y el marcador lateral Víctor Salazar, en el final, salvaron a Rosario Central, y el apasionante clásico rosarino terminó empatado sin goles en el Estadio Coloso Bielsa.

Newell’s fue superior en el primer tiempo porque presionó bien en el mediocampo, recuperó rápido la pelota y buscó con velocidad por los costados con los volantes externos Héctor Fértoli y Maximiliano Rodríguez, a quienes se sumaban los marcadores laterales Luis Advíncula y Emiliano Insúa, más la movilidad de Mauro Formica y Lucas Boyé.

Sin embargo, esa gran presión y vorágine de Newell’s casi no se tradujo en llegadas claras, al extremo que dispuso de un único remate franco a los 39′, cuando Boyé le ganó una pelota dividida a Musto en el mediocampo y le ganó en el mano a mano a Donatti por la izquierda del área, pero su violento zurdazo cruzado fue atajado por el arquero uruguayo Sebastián Sosa, en dos tiempos.

El complemento fue otro partido porque Central se adelantó en el campo y controló mejor la pelota a través de Gustavo Colman y las proyecciones de los laterales Salazar y Villagra, así como de los volantes Giovanni Lo Celso y Franco Cervi, bien acompañados por Marco Ruben.

Central tuvo su única llegada clara del complemento a los 14´ cuando Ruben peinó un córner desde la derecha y Mauro Cetto metió una volea de derecha, que pasó apenas arriba del travesaño.

Coudet metió otro delantero como Germán Herrera por el carrilero izquierdo Jonás Aguirre, a los 14´, con la intención de ganarlo, pero Central comenzó a dividir la pelota y no volvió a llegar con peligro.

Newell’s sintió en el complemento el esfuerzo del primer tiempo y ya no presionó tanto en el mediocampo, pero aprovechó de contraataque el adelantamiento de Central, como a los 32′ cuando Maximiliano Rodríguez enganchó por la izquierda, hizo pasar de largo a Salazar y remató de derecha, pero el golero Sebastián Sosa salvó al córner, con mano cambiada, en su segunda gran atajada que lo erigió en la figura del partido.

Newell’s casi lo gana a los 41′ cuando Boyé habilitó en forma magistral desde afuera del área al ingresado Ignacio Scocco, quien pasó al arquero Sosa pero el tucumano Salazar, quien había quedado enganchado, se la pellizcó y la pelota le volvió al arquero, en una salvada providencial que vale tanto como un gol a favor.

A los 43′ Rapallini amonestó por segunda vez y expulsó a Damián Musto por una mano intencional en la mitad de la cancha, pero en los siete minutos que Newell’s jugó con un hombre más no generó una llegada clara, ante un Central que se defendió como pudo y no logró sacar el contraataque.

El empate parece castigar más a Newell’s, que tuvo las tres llegadas más claras contra dos de Central, que ahora quedó a cinco puntos de los líderes de la Zona 1, luego de un clásico rosarino tan apasionante como violento, en el que el arbitraje localista de Rapallini permitió todo tipo de faltas.

Fuente: Télam

@lostribuneros

No hay comentarios