Monterrey eliminó a Tigres y la semifinal lo espera

Los Rayados están de parabienes; sacaron réditos del empate de visitante y en casa superaron por 2-1 al conjunto de Tigres. Monterrey logró una victoria festejada y se las verá con el América en las semis de la Liguilla mexicana.

Excelsior – CIUDAD DE MÉXICO, 12 de mayo.- Una vez más Monterrey tiene un motivo para festejar en contra de los Tigres. Los Rayados empataron 1-1 con el equipo de Ricardo Ferretti en el estadio Universitario y ganaron por 2-1 en el marcador global.

Tigres no se explica cómo el equipo que más dificultades tuvo para entrar a la liguilla eliminó al  mejor de la fase regular. Por su parte, los de azul y blanco vuelven a festejar un éxito más bajo el mando de Víctor Manuel Vucetich, y ya esperan al América en semifinales.

Los Tigres fueron un equipo dominante en la posesión del balón, pero débil en la zona donde se definen los partidos: el área chica. Los futbolistas de Ricardo Ferretti le quitaron el esférico al peor visitante del torneo, pero al final observaron cómo su vecino celebraba en su propia casa.

Danilinho, preciso, con un movimiento bajó el balón y eliminó a un defensa, después cruzó el esférico para hacer estéril el lanzamiento de Juan de Dios Ibarra. El 1-0, en el principio del partido, nutría la esperanza local.

El Monterrey, comandado por un técnico experto en fases finales, se encontró con el gol del empate casi por casualidad. Israel Jiménez despejó mal un centro que no significaba mayor peligro para su equipo, y terminó por vencer a Enrique Palos con su intento. Monterrey festejaba el empate casi sin buscarlo.

Antes del autogol, Rayados había exhibido un pasivo mediocampo, sólo equilibrado por la calidad de sus zagueros. De la presencia de Humberto Suazo y Aldo de Nigris no hubo noticias hasta el segundo tiempo.

En el complemento, Ferretti cambió su esquema. Intentó la remontada y pobló su ofensiva con tres delanteros. Alan Pulido, Luis García y Emanuel Villa en el campo para vencer a una defensa que no se permitió más errores en el resto del partido.

El contraataque fue la apuesta de Vucetich. Tigres necesitaba dos goles para pasar a la siguiente fase y Rayados decidió evitar que algún disparo de los rivales le creara problemas a la portería de Juan de Dios Ibarra.

Hiram Mier estuvo cerca de marcar el segundo tanto, tomó un rebote afuera del área y colocó el balón en uno de los postes de la portería de Enrique Palos.

En el bando contrario se desvanecía la ilusión de clasificar a las semifinales con cada balón perdido por Lucas Lobos, en los cabezazos de Villa  con dirección a las gradas y con la expulsión de Danilinho por fingir una falta.

El Monterrey perdió a Darvin Chávez por lesión en el complemento, pero Vucetich colocó en su sitio a Walter Ayoví y Rayados no mostró daños pese a la ausencia de su zaguero.

Los universitarios estuvieron cerca de marcar un segundo tanto con un disparo de Lucas Lobos, y con otro intento del español Luis García. Monterrey no se inmutó ni cuando su rival estrelló un disparo en el poste. Tigres se fue con las manos vacías y el Monterrey se ilusiona con obtener su segundo título del año.

Fuente: Excelsior / Omar Flores Aldana
Enlace: http://www.excelsior.com.mx/adrenalina/2013/05/12/898647

Fijate en

¡Cavani fulmina a Godoy Cruz y mete a Boca en cuartos de la Copa de la Liga!

Boca Juniors aseguró su lugar en los cuartos de final de la Copa de la …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *