México de pie aplaude a su gran campeón: América

Las Águilas levantaron su título número 13 del fútbol mexicano en una noche inolvidable vivida en el Azteca. La víctima fue el Cruz Azul.

Qué noche se vivió en la Ciudad de México. Clima de fiesta que terminó en alegría para la inmensa mayoría y la desazón para los seguidores de la “Máquina Cementera”. Los dos clubes, rivales de ciudad, debían pujar por el título de campeón y todo le salió a pedir de boca al conjunto de América.

La ida, jugada allí mismo en el “Coloso de Santa Úrsula” donde fue local América, había igualado sin goles. La revancha se jugó allí mismo luego que Cruz Azul decida no seguir en su “Estadio Azul”, ya que era alquilado.

El Azteca, propiedad actualmente del Real Madrid de España, siempre le es favorable a las Águilas cuando de finales se trata, y esta no fue la excepción de la regla.

Un inspirado Edson Álvarez hizo vibrar a la multitud al abrir el marcador al minuto 51 de juego. Aprovechando la desesperación de los cementeros quienes jugaban a matar o morir, nuevamente Álvarez anotó, en el minuto 90 y lapidó a sus adversarios.

Mucho sudamericano en la cancha; Milton Caraglio e Iván Marcone fueron los argentinos del Cruz Azul, también jugaron el paraguayo Pablo Aguilar, el chileno Igor Lichnovsky, el colombiano Andrés Rentería, el ecuatoriano Ángel Mena y el uruguayo Martín Cauteruccio.

América puso en la cancha a los argentinos Agustín Marchesín, Emmanuel Aguilera y Gonzalo Rodríguez, al paraguayo Cecilio Domínguez, al colombiano Andrés Ibargüen, al ecuatoriano Alex Ibarra y al paraguayo Bruno Valdez.

Este título de campeón mexicano, el 13, deja al América como el mayor ganador de la historia, ya que supera por uno al Guadalajara, su eterno rival.

@lostribuneros