Matías Zárate, el gerenciador de Fénix que le dio vida a Moreno

Hombre campechano, de muy buen trato. Amante del fútbol como millones de argentinos, tenía la idea de hacer algo por su natal Moreno. Matías Zárate generó una revolución en la zona luego de firmar contrato con el porteño Fénix, cumpliendo así el sueño de llevar el deporte a su lugar de nacimiento.

Fénix, club nómada del fútbol argentino que desde 1948 que no ha parado de cambiar de sede, hasta finalmente encontró su lugar en el mundo en esta populosa zona situada a 40 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires.

De fácil acceso porque desde el centro por autopista primero, luego por Ruta 25, separan a la capital del complejo de los «Cuervos» apenas 45 minutos.

«Era mi sueño», reflexionó Zárate. «Soy empresario del fútbol. Viví en Colombia, traigo jugadores colombianos, por eso mi relación con Fénix. Un día me comentaron que habían comprado terrenos para la construcción del estadio. Dije, es cosa de Dios, porque cuando miré el plano no lo podía creer, era al lado de unos terrenos propiedad de mi padre. Eso me llevó a firmar inmediatamente para hacerme cargo del fútbol juvenil, infantil y femenino», le contó a Tribunero.com.

Moreno es una zona que cuenta con cerca de 175 mil habitantes, siendo la única hasta la aparición de Fénix, que no tenía representación deportiva contrario a sus vecinos de zona oeste como Morón, Ituzaingó, Argentino de Merlo, Deportivo Merlo y Ferrocarril Midland por citar a los clubes más cercanos.

«Siempre soñé con un Moreno siendo famoso por el deporte y no por lo que sale en las noticias. Que la gente de aquí se sienta representada, que tengan un lugar donde ir», nos decía Zárate.

«Logré además, que a partir de marzo a unos pasos, siempre por Ruta 25, Fénix tenga la posibilidad de apliar sus deportes abriéndose a otras disciplinas gracias a la construcción de nuevas canchas», contó.

La inversión es grande y el proyecto ambicioso porque Zárate nos contaba que no solo es deporte lo que se practica sino también la cuestión social.

«Apadrinamos a varios chicos que están estudiando, consiguiendo que puedan hacer pasantías en empresas de la zona para que se vayan abriendo un mundo en lo laboral. Diez chicos huérfanos son amparados por nosotros, donde les buscamos un lugar donde vivir, comida y estudios para evitar la tentación de la calle», nos confesaba.

La práctica de deportes es más que importante especialmente en distritos como Moreno donde el desequilibrio social es notorio y los estigmas mucho peores.

El pasado sábado 15 de enero hubo una protesta por parte de funcionarios, allegados y padres, con corte parcial de ruta y cánticos en el estadio que está en total estado de abandono por parte del oficialismo del club con sede en Colegiales, al grito de «Fénix es de Moreno y de Moreno no se va».

Es que el oficialismo presidido por Jorge Colqui Lastra ha decidido revocarle, de manera arbitraria de acuerdo a la oposición liderada por Rodolfo Abbeduto, el contrato al gerenciador Matías Zárate, algo que ya está en manos de la justicia.

Grupo de madres estoicamente bajo los 47 grados de temperatura, apoyando al gerenciador Matías Zárate

Fijate en

Otra vez el VAR favorece a River

Parece moneda común que el video arbitraje favorezca al equipo de Marcelo Gallardo. Los memes …