Liverpool sabe que no debe aflojar y gana de nuevo

Gran triunfo de atrás del Liverpool por la jornada 33. Salah rompió el maleficio y meses después anota un gol. Fue sobre Southampton en calidad de visitante. Sueñan con su primer título de Premier League. Lidera con un partido más que el City.

El Manchester City es implacable y no les da un milímetro de ventaja, por eso, la oncena de Jürgen Klopp entra con todo en cada partido de la Premier League porque una pérdida de puntos en esta recta final puede llegar a ser letal.

Los partidos del Liverpool no son color de rosas ni tan claros como suelen ser los del Manchester City, pero que tienen onda, la tienen.

St. Mary’s Stadium fue el punto de encuentro entre el local Southampton el conjunto rojo, donde en el noveno minuto el futbolista Shane Long ponía las cosas 1-0 y enervaba a los de Anfield.

El tiempo fue pasando, pero mucho no dejó correr el Liverpool; tras una asistencia de Alexander-Arnold, Keita ponía el empate en el minuto 36. La jugada es dudosa porque arrancó en una posición adelantada que de estar el VAR hubiera sido marcada y anulada la conquista.

Prolijo el conjunto del austríaco Hasenhüttl bregaba para sacarle un punto al Rojo, pero Mohamed Salah, hombre aguerrido como pocos pero de bajo nivel en esta temporada, apareció en el minuto 80′ para poner el 2-1 y romper una sequía que venía desde principios del mes de febrero.

Con mayor dominio territorial, un juego no tan lúcido y al punto de dejar en claro que si empataban sería un resultado justo, apareció del banco de suplentes Henderson, tras pase de Roberto Firmino, para lapidar.

El resultado vuelve a dejar a los de Anfield en el liderato de la Premier con dos puntos de diferencia, pero con un juego más que los Ciudadanos, quienes jugarán el clásico ante Manchester United en Old Trafford, el 24.

Posiciones parciales:

  1. Liverpool 82
  2. Manchester City 80
  3. Tottenham Hotspur 64
  4. Arsenal 63
  5. Chelsea 63
  6. Manchester United 61

@lostribuneros