Levantan prohibiciones a directivos y jugadores en Zimabwe

La Asociación de Fútbol de Zimbabwe (Zifa) ha levantado todas las prohibiciones a directivos vinculados al arreglo de partidos del llamado escándalo «Asiagate». Arruinaron la carrera del capitán del seleccionado.

85 jugadores y directivos habían sido suspendidos de sus actividades de sus actividades debido a un escándalo por arreglos de partidos en torno a seleccionados nacionales y clubes, especialmente en Asia entre 2007 y 2009, sin embargo, las sanciones no fueron aprobadas por la FIFA y quedaron sin efecto.

El flamante presidente de ZIFA, Phillip Chiyangwa, anunció el viernes que las suspensiones se levantaron después de una resolución en una reunión del comité ejecutivo del mencionado ente.

Quien se vio beneficiada fue la ex presidente del ejecutivo de la Zifa, Henrietta Rushwaya, quien había sido suspendida de por vida de toda actividad vinculada al fútbol, pese a que ella siempre se mantuvo firme defendiendo su inocencia.

Rushwaya fue acusada de ser el enlace clave entre la selección nacional de Zimbabwe y  su par Raj Pemural que se encuentra en prisión en Singapur por el arreglo de, al menos, un centenar de partidos.

El jugador Method Mwanjali quedó libre de culpa y cargo, pudiendo seguir su carrera libremente, debido a que es sudafricano y la sanción quedó en juridisdicción de ZIFA.

La decisión tardó demasiado para algunos jugadores locales como el defensor Guthirie Zhokinyi, capitán de Zimbabwe que participó de la Copa Cecafa en 2009 y desde esa época se encontraba suspendido de por vida.

Dicha tardía decisión perjudicó la carrera del jugador, quien se mantuvo suspendido arriba de cinco años, viéndose obligado a ponerle punto final a su carrera de futbolista.

La investigación ZIFA afirmó que a los jugadores se les pagaba entre 500 U$S y 1500 U$S para asegurar el equipo nacional perdiera partidos y recibieron goles en ciertos momentos calve durante los partidos.

@lostribuneros