¡La Celeste corazón está más viva que nunca!

Uruguay, fiel a su estilo, se hizo grande en el estadio del Corinthians y logró una victoria con sabor a hazaña sobre Inglaterra por 2-1 con dos verdaderos golazos de «Luisito» Suárez. Rooney, rompió su maldición y anotó su primer gol en copas del mundo. La celeste le ganó a un europeo luego de 44 años (Foto: AP)

«Vayan pelando las chauchas» comienza una canción típica del país charrúa porque «donde juega la Celeste, todo el mundo boca abajo», y así fue, como en viejas épocas, como en 1950 Uruguay puso garra y corazón, y gracias a esa actitud se llevó una victoria que le permite depender de sí mismo para seguir de viaje en Brasil 2014.

El «Grupo de la Muerte» es llamado el Grupo D donde puede pasar cualquier cosa, y ya lo vimos; Uruguay cayó feo con Costa Rica en el debut de la zona, mientras que Italia superó a Inglaterra en un vibrante partido disputado en Manaos.

Estos condimentos iniciales obligaron a Uruguay e Inglaterra a disputar un partido a matar o morir; empatar no servía, ya que el equilibrio dejaría a ambas escuadras con un pie afuera.

Uruguay no derrotaba a un europeo desde 1970 y estaba obligado a vencer, porque fue quien ganó el Mundial de 1950 y los brasileños le tienen pánico, por eso, el 60% de los anfitriones quería ver al «Team Oriental» fuera de la competición.

El juego comenzó con un Uruguay lleno de bríos, empujando en el medio e intentando de la mano de Cavani y Suárez quebrar el marcador. Solo que Inglaterra, sabedora que no podía perder, puso el alma en el partido también.

Los Celestes iban a cada pelota con el alma, las divididas eran todas de Uruguay, pero los «Piratas» descubrieron huecos en el mediocampo, veían que González no rendía y desde allí arrinconaron a un equipo charrúa que salía de contra y le daba bastante trabajo a Hart.

Inglaterra era mejor, dominaba y era cosa de minutos poner el 1-0; la defensa uruguaya estaba siendo superada hasta que los orientales pudieron romper esa presión, de contra, Cavani la elevó y el notable Luis Suárez ponía el 1-0, de cabeza, a los 39′.

Con Uruguay arriba, los británicos, heridos, fueron con todo en busca del empate, pero los aguerridos charrúas no se amedrentaron y lograron irse en ventaja al descanso.

Para el complemento Uruguay dominó los primeros 10′ y malogró un par de chances de gol, necesitaba rematar porque los piratas son piratas, pero el hecho era que el segundo no llegaba; el equipo de Tabárez retrocedió mucho, e Inglaterra lo notó y sacó partido.

Fernando Muslera comenzaba a lucirse, mientras que Hart pasaba inadvertido, preocupaba eso porque Uruguay no salía de contra, y cuando la pelota estaba en sus pies no gravitaba.

Cada pelota dividida era motivo para una falta, el capitán Gerrard pegó fuerte y fue amonestado, antes, al comienzo, Godín vio la amarilla para Uruguay. El «Palillo» Pereyra recibió un golpe, un rodillazo en la cabeza y perdió el conocimiento, el médico pidió el campo, pero éste al recuperar el conocimiento se puso como loco y no abandonó el campo.

La perseverancia tuvo premio, porque Wayne Rooney logró, por fin, marcar el primer gol de carrera en una Copa del Mundo, Inglaterra estaba 1-1 en  75′. El resultado era justo.

Tabárez sabía donde estaba la clave del juego, en el medio, por eso sacó a «Tata» González y puso a Fucile en la cancha. Uruguay recuperó la pelota y el dominio del juego, Stuani reemplazó a Lodeiro, ganando oxígeno en el ataque.

Podía pasar cualquier cosa, Inglaterra quería darlo vuelta, Uruguay no se deprimió por el gol recibido, y cuando pintaba un empate, salió un pelotazo de un extremo al otro, Luis Suárez pudo interceptarla, entrar al área y sacó un zapatazo espectacular que dejó 2-1 a su equipo a falta de 5′ para el cierre.

Los corazones de uruguayos e ingleses iban a mil, también de los neutrales, porque los británicos directamente los acorralaron frente a su área; Tabárez movió el banco y puso al corpulento Coates para colaborar en la defensa. Muslera estuvo muy bien y serenó a sus compañeros. El tiempo no corría más, el referí dio 5′ de descuento que parecieron 120′, pero el reloj llegó al tiempo señalado y todo acabó.

Uruguay ganó 2-1, sigue más vivo que nunca, Inglaterra está a punto de ser eliminado; Rooney marcó su primer gol en mundiales y la celeste, desde 1970, que no vencía a europeos.

Pasó de todo, pero el juego fue leal, de pierna fuerte y mucho nervio, pero nadie se pasó de la raya. Uno de los mejores partidos que vivimos en este Mundial.

Los celestes siguen vivos y les falta jugar con Italia, quien este viernes encara a Costa Rica a las 13:00 hs.

@lostribuneros

 

Fijate en

La fiesta tras la victoria inglesa por la Eurocopa, también hubo disturbios

¡Inglaterra a la final entre festejos, un policía ‘Southgate’ y la sombra de la violencia! ⚽️󠁧󠁢󠁥󠁮󠁧󠁿

Dortmund, Alemania – La victoria de Inglaterra sobre Países Bajos por 2-1 en la semifinal …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *