La cabeza de Figal salva la cabeza de Beccacece

0
68

El Rojo de Avellaneda logró un angustiante triunfo por la octava fecha de la Superliga sobre Talleres de Córdoba. Ganaba bien por 2-0 y justo en el final se lo empataron; Figal calló los insultos gracias a un cabezazo en los descuentos.

El equipo del Cacique Medina luchaba por quedarse con la punta de la Superliga junto a Boca Juniors, pero una suerte de tonterías en el fondo de su equipo les costó carísimo y perdieron de una manera absurda en el Libertadores de América.

Todo comenzó color de rosas para Sebastián Beccacece porque gracias a horrores defensivos de la T pudieron ponerse arriba aún en la primera parte.

Con Pablo Pérez en la cancha, ya desapercibido por su entrenador, el Rojo fue por la victoria para calmar nervios habida cuenta de que el entrenador está en la cuerda floja.

Cecilio Domínguez puso el primero en el minuto 34 y antes del descenso Juan Sánchez Miño el segundo

Sin embargo el Rojo se quedó en el minuto 80 Nahuel Tenaglia descontó, enervando a una impaciente hinchada que comenzó a silbar e insultar a sus jugadores y cuerpo técnico. La gota que rebalsó el vaso fue el tanto justo sobre el final de Leonardo Godoy.

Cuando el público pedía la cabeza de Beccacece, ya que el entenado Talleres bregaba por el tercer gol que lapidaría al pelilargo entrenador, apareció Figal, de cabeza, para dejar las cosas 3-2.

Para peor, los Tallarines quedaron con diez en la cancha por la expulsión de Brian Guzmán, con roja directa por cortar una jugada de gol.

Hubo cabildeos sobre el final del encuentro.

Independiente sigue lejos con 13 puntos y está fuera de la zona de Copa Sudamericana.

Talleres quedó a dos puntos de Boca y comparte el segundo puesto con San Lorenzo, con 16 unidades.

@lostribuneros

No hay comentarios