Independiente es un veradero caos. Renunció Doman y los deja sin entrenador y con una deuda millonaria

Independiente vive un verdadero caos

El Rojo de Avellaneda quedó a la deriva sin timón. Tras los pésimos resultados en el campo de juego que lo dejan al borde del descenso, una deuda que supera los 23 millones de dólares, sin tener entrenador, ahora su presidente Fabián Doman renunció a su cargo apenas seis meses después de haber sido elegido por casi el 80 por ciento de los votos.

La renuncia de Doman ha dejado una serie de trastornos en el club. Además de los numerosos juicios por deudas, incluyendo pases no pagados, el entrenador uruguayo Pablo Repetto ha desistido de su idea de firmar con Independiente debido a la difícil situación que atraviesa la institución. La crisis parece haber llegado a un punto crítico y la renuncia del periodista ha dejado un panorama incierto en el club.

Mar de promesas electorales.

Fabián Doman había anunciado que iban a generar ingresos como para revertir la situación dejada por su antecesor Hugo Moyano. Sin embargo, éste fue incapaz cometiendo groseros errores de administración y, lo peor, la soberbia. El ahora ex presidente de Independiente no admitió equivocaciones prefiriendo patear el tacho. Era sabedor de antemano donde se iba a meter.

Andrés Ducatenzeiler, ex presidente del Rojo, estalló de ira contra el ahora presidente interino de la institución Darío Grindetti y contra Cristian Ritondo, ambos políticos vinculados al ex presidente de la Nación Mauricio Macri, también ex pope de Boca Juniors, a quienes acusó de utilizar a Independiente “con fines políticos”, a su vez denunció un plan por parte de estos miembros del PRO de vaciar la institución para privatizarlo.

“Sinvergüenzas, váyanse de Independiente”, expresó Ducatenzeiler en el programa de Flavio Azzaro.

Fijate en

Preolímpico Hacia: el sudeste es la sorpresa

Se llevan jugadas dos fechas de la Copa Sub 23 de Asia rumbo a los …