Independiente no aprovechó el hombre de más ante Boca

0
161

El clásico válido por la jornada 17 de la Superliga acabó en un empate sin goles entre Boca Juniors, que estrenaba a Miguel Russo como entrenador, e Independiente que hacía lo mismo con Lucas Pusineri.

La puja llevada a cabo en La Bombonera fue de trámite discreto que contó con la prematura expulsión del «Cali» Izquierdoz por doble amarilla cuando apenas iban 21 minutos de juego.

Independiente propuso el juego que le gusta a sus hinchas con la pelota al piso, cabecita levantada, tocando y buscando espacios. Con once en la cancha, uno más que su adversario, intentó en reiteradas ocasiones buscar el arco excelentemente defendido por el veterano Marcos Díaz, quien se hizo la noche con tres soberbias atajadas; dos pelotas descolgó del ángulo y otra se la ganó a Pablo Pérez que le cabeceó a quemarropa.

La oncena de Pusineri tuvo al mencionado Pablo Pérez, ex figura de Boca Juniors, manejando los tiempos en el mediocampo asociado a Domínguez y Silvio Romero, mientras que por la derecha se movía el otro Romero, Lucas, y a su derecha el tercer Romero del partido: Braian.

Sánchez Miño se proyectaba en el ataque y se convertía en un atacante más, lo que generaba mucha adrenalina en un fondo boquense que no se desarmó cuando se marchó precipitadamente Izquierdoz, ya que salió del ataque Obando para darle lugar al paraguayo Junior Alonso.

Boca se mostraba de buen trato con el balón y de buen tránsito desde el medio hacia adelante. Sus jugadores no estaban tan inspirados y eso complicaba las acciones. El «Pol» Fernández brilló por su ausencia y algo de «Carlitos» Tévez, hombre que sacó un zapatazo cruzado en el complemento que debió ser sacado en palomito por Martín Campaña.

Zárate era el más querendón del equipo, que con diez en la cancha bregaba y trataba, sin éxito de salir airoso. Julio Buffarini se proyectó en el ataque pero cuando lo hacía se encontraba con compañeros estáticos que no se desmarcaban.

En el complemento Villa entró por el lesionado Zárate y empujó a Boca hacia adelante, pero no había nada de claridad. El Toto Salvio se mostró muy bajo, salvo algún chispazo, y fue Frank Fabra de lo mejor en el conjunto.

Iban 76 minutos cuando el rojo, agazapado se preparaba para dar el golpe maestro, se encontró con una tan absurda como repudiable expulsión del veterano Pablo Pérez. El ex futbolista boquense no llegó a una pelota, entonces le propinó un planchazo criminal al colombiano Campuzano que por fortuna no terminó en fractura.

Fernando Echenique no dudó en mostrarle la roja directa y de ahí llovieron insultos por parte de los hinchas de Boca en La Bombonera, y lo mismo de seguidores de Independiente por parte de las redes sociales.

Faltaban cinco minutos para el cierre y Miguel Russo apeló al «Wanchope» Ábila en lugar de Tévez, pero nada pasó.

El hecho es que quedaron con fuerzas parejas durante los últimos minutos, y en la última el Rojo la tuvo pero se escapó por poco.

Boca sumó un punto que lo deja por debajo de River Plate que es el único puntero tres unidades más arriba, mientras que Independiente con 22 puntos está en la ubicación 16 quedando afuera de todo.

@lostribuneros

No hay comentarios