Independiente frenado en la tierra del vino tinto

Jaime Ayoví cubre el balón ante la arremetida de Víctor Cuesta. (TÉLAM / ALFREDO PONCE)

El «Rojo» logró su primer tropiezo en el campeonato pese a que el «Tanque» Denis la mandó al fondo de las piolas. Igualaron en uno con Godoy Cruz Antonio Tomba. Jornada 2 del Transición.

Télam. Independiente suma cuatro unidades (había vencido a Belgrano en la fecha inicial), al tiempo que Godoy Cruz quedó con un punto, tras la caída en Rosario ante Central.

En la primera chance que dispuso el visitante facturó en el arco contrario. Gustavo Toledo subió por el sector derecho del ataque (el más débil de la defensa de Godoy Cruz) y envió un centro bajo para la aparición de Denis, quien definió con categoría para establecer el 1 a 0.

Godoy Cruz, con más ímpetu que buen juego, acorraló a su rival contra su campo, con buenas apariciones por las bandas de Fernando Zuqui y Juan Garro, ante un Independiente que rápidamente se transformó en un equipo demasiado largo, solamente interesado en mantener la ventaja obtenida.

A los 16′ luego de un lateral al área de Luciano Abecasis desde la derecha, el defensor Hernán Pellerano dio un rebote largo y García aprovechó con un remate bajo y cruzado, contra el palo derecho, para lograr el justificado empate.

El resto de la etapa mostró escaso fútbol de calidad, pero fue el dueño de casa el que, aunque sea por intención, estuvo más cerca de desnivelar, aunque varias oportunidades propicias que creó fueron mal definidas por el atacante ecuatoriano Jaime Ayoví.

El técnico de Independiente, Mauricio Pellegrino, buscó apenas iniciada la parte final más movilidad en su ofensiva con el ingreso del ex Godoy CruzLeandro Fernández por Benítez, y por lo menos salió un poco de su campo e intentó alguna variante colectiva para modificar el empate.

Sobre los 26′ el lateral Nicolás Tagliafico, en una de sus primeras apariciones en campo rival, se escapó por la izquierda y envió un centro bajo, que Denis definió de zurda contra el travesaño, en el mejor momento de Independiente, en un partido que seguía siendo discreto.

De todas maneras, la labor defensiva del equipo de Avellaneda fue deficiente toda la noche y, de no ser por la falta de conexión entre Ayoví y García, Diego Rodríguez hubiera sufrido más peligro concreto cerca de su valla.

Luego de la infantil expulsión por doble amarilla de Leandro Fernández, Independiente se enamoró en forma definitiva del empatey el local no encontró la llave para desequilibrar, para cerrar un empate justo entre dos equipos que tuvieron las luces apenas tenuemente encendidas.

En la próxima fecha, Godoy Cruz visitará a River Plate, el jueves a las 21.15; Independiente será local ante Rosario Central, el miércoles a las 19.15.

Fuente: Télam

@lostribuneros