Historietas de Mundial 34: una Argentina fantasma se va rápido

Argentina era, en esos tiempos lejanos de los años 30, una de las potencias mundiales junto con Uruguay. Por algo ambos habían dejado en ridículo a los pocos europeos en la primera edición de la Copa del Mundo en 1930 y jugaron esa final. Sin embargo, la ausencia de los del Viejo Continente molestó a los orientales que resolvieron no presentarse a Italia en 1934. Y nuestro país concurrió, pero es casi como si no lo hubiera hecho, con una selección amateur que obviamente sucumbió apenas empezó contra Suecia.

Esos años coexistían la Liga Argentina de Football, con los grandes clubes y jugadores, con la AFA, entonces de carácter amateur y llamada Asociación Argentina de Football, que era la que estaba afiliada a la FIFA. Por lo que los mejores valores del medio no podrían integrar el equipo en el Mundial. Además, la Liga se negó a ceder a los futbolistas. De esa forma, el técnico de la pobre Selección, el italiano Felipe Pascucci, no tuvo más remedio que armar el plantel con jugadores de, por ejemplo, Estudiantil Porteño, Dock Sud, Sportivo Barracas o Defensores de Belgrano, más algunos clubes del aún poco desarrollado interior del país.

Entonces, en lugar de hacer honor al subcampeonato del 30 con Varallo, Cherro, Ferreira, Stábile y otros, aparecieron apellidos desconocidos ese 27 de mayo de 1934 en que se disputó la primera ronda a eliminación directa. Argentina enfrentaba a un respetable conjunto sueco. Y la preparación física y alimentación de los jugadores no era la adecuada. Así se presentó en el Stadio Littoriale de Bologna esa tarde.

Pero parecía que la aventura saldría bien: a los tres minutos, el back Ernesto Belis, de Defensores, abrió el marcador. Jonasson igualó a los 9, y el delantero de Unión de Santa Fe, Alberto Galateo, desniveló de nuevo a los 50. Sin embargo, los fuertes nórdicos revirtieron el asunto con dos remates de larga distancia, primero otra vez Jonasson a los 67′ y finalmente Kroon a los 80, decretando el 3-2 y la vuelta a casa de un real fantasma. Porque, por las circunstancias internas de tantas veces, eso era lamentablemente Argentina en el Mundial 34.

Diego Martín Yamus
diegoanita@hotmail.com.ar

Fijate en

Sportivo Barracas, la revelación de la Copa Uruguay: La sensación del fútbol charrúa

Sportivo Barracas de Dolores ha emergido como una sorpresa fenomenal en los cuartos de final …