Hinchas del Sâo Paulo volaron por los aires

El inesperado gol de Michel Bastos a los 79′ de juego ante el Atlético Mineiro generó una avalancha en el estadio Morumbí que terminó con unos 20 seguidores cayendo a un foso. Un hombre sufrió una fractura en uno de sus brazos.

Caída desde una altura de tres metros provocó el sorpresivo gol anotado por el atacante sanpaulino a falta de 11′ para el final de un partido cerrado, por Copa Libertadores.

Al menos ocho aficionados fueron hospitalizados. Uno de ellos, sufrió una fractura en el brazo.

Directivos del Sâo Paulo le llevaron tranquilidad a los heridos ya que el club correrá con los gastos de hospitalización y demás.

@lostribuneros