Caballero y la metida de pata que cambió el juego

En el mejor momento del equipo argentino una brutalidad del arquero Wilfredo Caballero terminó en un inesperado gol croata; 53′ y una pelota jugada atrás tras la presión ejercida por los eslavos, el Willy quiso despejar y se la sirvió a un Rabic que de volea se la clavó en el ángulo.

 

@lostribuneros