Gran triunfo en Montevideo y a definir en casa

0
145

Barcelona de Guayaquil quedó al borde de la clasificación en esta primera fase de la Copa Libertadores. Batió al aguerrido Progreso en Montevideo por dos goles contra cero y dejó la mesa servida.

Progreso volvía a una Copa Libertadores tras 30 años. En aquella ocasión su arquero era Leonel Rocco, y como capricho del destino éste estuvo presente pero como entrenador. Los Gauchos no la tenían nada sencillo ante un rival de los grandes de Ecuador y con mucho dinero en sus arcas y una mayoría de futbolistas extranjeros entró al estadio Alfredo Viera.

Muy buen planteo del equipo del astillero en la cancha del Montevideo Wanderers, cedida para su rival Progreso que ofició de local.

Mientras que los «Gauchos del Pantanoso» apelaron al juego aguerrido, presionando y llenando el campo rival de atacante, sumando a sus laterales, los ecuatorianos supieron ganarles la espalda y con pelotas muy bien jugadas lograron llevarse un sabroso 2-0.

Fidel Martínez en el minuto 22 entró en el momento justo y tras una pelota rasante dejó sin asunto al ex arquero de El Tanque Sisley, Nicola Pérez; 48 minutos iban cuando una pelota filtrada Leandro Martínez destrozó las ilusiones del conjunto del barrio La Teja.

El juego tuvo a cuatro uruguayos amonestados contra apenas uno del Barcelona, casualmente uruguayo: Jonathan Álvez.

La parte más dura del encuentro fue cuando el argentino Leandro Martínez anotó la segunda conquista, chocó con el arquero Nicola Pérez y debió abandonar el campo con una lesión. Se desconoce por el momento la gravedad.

La revancha se jugará en Guayaquil en una semana y empatando o cayendo por menos de un gol los toreros clasificarían.

@lostribuneros

No hay comentarios