Goleada boquense con muchos sabores

Boca Juniors goleó a San Lorenzo en la Bombonera por la jornada 22 de la Superliga y ancló a los cuervos a la última posición; Zárate, Nández y Villa marcaron; Monetti se hizo expulsar tontamente; partidazo del “Bebelo” Reynoso.

El clásico terminó en una goleada a favor de Boca Juniors en la Bombonera sobre San Lorenzo y quedaron muchos sabores y para todos los gustos; posibilidad de Copa Libertadores para uno y última posición para el otro.

Viento en la camiseta tiene Boca Juniors y poco a poco se va notando cómo los jugadores van entendiéndose con Gustavo Alfaro.

Que hubo entrega de los dos lados, no quedan dudas, que hubo entrega en ambos bandos, tampoco, pero quien supo capitalizar sus chances con tremendos goles fue el equipo local.

Boca entró enchufado y usando las bandas laterales ocupadas en esta ocasión por dos ex San Lorenzo, como Buffarini y Más, y justamente, por el lateral de este último llegó la primera jugada de peligro que obligó la intervención de Fernando Monetti, en el tercer minuto de juego.

Sin embargo, la atajada del “Mono” de poco sirvió porque apenas un minuto después Mauro Zárate sacó un zapatazo de afuera del área y la clavó en un ángulo y Boca se ponía prematuramente en ventaja.

La oncena del “Lechuga” Alfaro supo aprovechar los puntos flacos del rival y de contragolpe el “Wanchope” Ábila salió, aprovechó su potencia física para entrar al área, proveniente desde la mitad de la cancha, y sacó un tiro esquinado que se escapó por poco.

Poco a poco el Ciclón se fue ensamblando y con mucha confianza fueron al ataque por la izquierda, defendida por Buffarini, y desde esa zona provocaron primero un tiro desde afuera de Nicolás Reniero que fue desviado por Esteban Andrada con la cara, a tal punto, que debió jugar con un algodón en una fosa nasal.

Nuevamente Reniero ganó en el área, tras un centro de Damián Pérez, pero su cabezazo se estrelló en el ángulo.

Boca entró enchufado a jugar la complementaria y ni bien sacaron del medio vino una gran jugada de Villa por la izquierda, y desde lejos se acomodó y sacó un disparo cruzado que pintaba para golazo, pero el balón, caprichosamente, pegó en el palo.

El “Bebelo” Reynoso, lleno de confianza, elevó su nivel en este encuentro, y lo demostró tirándole un centro al uruguayo Nahitán Nández, que le ganó la posición al zaguero cuervo en plena área chica y allí el ex Peñarol puso el 2-0.

Había tiempo aún, y San Lorenzo ya estaba entregado. El “Mono” Monetti sacó con el pie hacia el medio y, de pronto, el referí decidió parar el partido, es que su línea le señaló que éste le había pegado una patada al “Wanchope” Ábila mientras sacaba.

Lo curioso del hecho es que Facundo Tello, correctamente expulsó a Monetti, pero no cobró penal, sino falta del “Wanchope”.

Esto obligó a Almirón a quitar del campo al mediocampista Poblete y darle espacio a Sebastián Torrico.

Boca tuvo tiempo para una más y tras una serie de toque para el “oleee, oleee”, el “Bebelo” Reynoso puso otra pelota de gol, esta vez para el colombiano Villa, quien esta vez no perdonó y coronó la goleada.

San Lorenzo alcanzó su partido número 15 sin ganar, 14 son los que lleva Almirón al mando y se encendieron las luces rojas; últimos van con apenas 17 unidades.

El vencedor, Boca Juniors, llegó a los 44 puntos y quedó a 8 del líder Racing, que un rato antes había igualado con Colón en Santa Fe y está próximo a ser campeón si nada raro sucede.

@lostribuneros