Gastaron 25 millones de dólares en un estadio que no se utiliza

Hay mucha gente indignada por este vasto Brasil, y no es para menos, sucede que construyeron un estadio en Brasilia para el Mundial 2014, que costó una millonada y al final nadie utilizó.

Los brasileños sí que siguen rompiendo los récord en cuanto a corrupción en este mundial de fútbol, porque uno conoce los «chanchuyos» en torno a la construcción de los estadios para la Copa del Mundo, coimas en las obras viales, donde hasta un tramo de autopista se cayó matando a dos personas, y otros trabajos que fueron pagos que nunca fueron terminados, pero también hay otras cuestiones desconocidas.

Construyeron un estadio en Brasilia, para el Mundial 2014, bajo las «normas FIFA» que nunca fue utilizado por selección alguna y se está echando a perder. ¡Gastaron la friolera de 25 millones de dólares!

Brasil, es sin dudas, uno de los países más corruptos de Latinoamérica, y hoy en día, con la facilidad que tenemos los seres humanos para comunicarnos e informarnos, donde todo a la larga se acaba sabiendo, los políticos norteños actúan con total descaro, y siguen haciendo de las suyas.

En el estado de Brasilia, con bombos y platillos y una publicidad de lo más seductora, inauguraron, con el ex crack Romario (hoy político) como hombre propaganda, un estadio que iba a ser empleado para el Mundial 2014, bajo las “Normas FIFA”, para que alguna de las selecciones que participara de la copa del mundo lo utilice para entrenar, sólo, que a este “elefante blanco” nunca nadie lo empleó.

25 millones de dólares del dinero público se gastaron en un escenario que cuenta con 20.000 asientos numerados, cámaras de video ubicadas en diversos puntos, camarotes, vestuarios individuales para cada jugador, bañeras con hidromasaje, y otras prestaciones de altísimo nivel más. Apenas a 40 kilómetros de la capital, Brasilia DF.

“Bezerrâo” es el nombre del estadio, que nunca fue utilizado para juegos por los campeonatos nacionales, y se emplea muy de vez en cuando para partidos por el torneo regional, o barrial.

La idea era, que tras la reconstrucción del Mané Garrincha, que costó la locura de 900 millones de dólares, siendo el más caro de todos, se empleara al Bezerrâo como centro de entrenamiento FIFA, por parte de alguna selección, pero nadie se enteró de su existencia.

Este estadio, uno de los tantos estadios “fantasma” construidos en Brasil, que luego acaban derrumbándose.

@lostribuneros

Fijate en

La fiesta tras la victoria inglesa por la Eurocopa, también hubo disturbios

¡Inglaterra a la final entre festejos, un policía ‘Southgate’ y la sombra de la violencia! ⚽️󠁧󠁢󠁥󠁮󠁧󠁿

Dortmund, Alemania – La victoria de Inglaterra sobre Países Bajos por 2-1 en la semifinal …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *