Fin del maleficio ¡Boca Campeón!

Boca Juniors empató sin goles con Rosario Central en el Malvinas Argentinas de Mendoza y por penales acabó ganando y siendo campeón de la Supercopa Argentina 2019.

Tuvo que ser el Lechuga Alfaro el que le devuelva la senda victoriosa a Boca Juniors por Supercopa Argentina. El mismo que en 2012 se la arrebató cuando era entrenador de Arsenal. Primer trofeo para el club de la Ribera.

Con la sangre en el ojo gracias a la bronca generada en 2015, cuando Boca Juniors les ganó la final de la Copa Argentina con polémicos, en una noche para el olvido del referí Diego Ceballos, los hinchas de Rosario Central dieron un gran espectáculo en el Malvinas Argentinas de Mendoza.

En esta ocasión la pelota se puso al piso y se miraron fijo a los ojos. Boca Juniors entró al campo con la iniciativa y la primera posibilidad de gol llegó de la mano de Julio Buffarini, que se sumó al ataque y generó un tiro libre. Allí fue Mauro Zárate el que tiró el centro y el otro lateral, Emmanuel Mas, cabeceó pero desviado.

Boca seguía buscando el gol y veía que el juego aéreo era lo suyo, entonces, volvió a intentarlo y esta vez el zaguero Izquierdoz sorprendió a Ledesma, y el Pipa Benedetto no la pudo mandar a guardar.

La oncena rosarina, dirigida por Diego Cocca, trató de ponerle una barra de hielo al encuentro para bajarle las ínfulas a Boca. Central, por fin, pasada la media hora probó con un tremendo remate de Rodrigo Villagra que Esteban Andrada logró desviar con mucha categoría.

Faltaba poco para el descanso y los xeneizes probaron esta vez por el lado de Sebastián Villa, pero no logró embocarla por escasos centímetros.

En la complementaria Boca directamente cayó en declive y eso lo notó el Canalla, quien entonces comenzó a salir de su terreno y a poner en jaque a un Andrada que cometió dos errores garrafales que bien le pudo haber costado la derrota a su equipo.

Con mucha suerte los boquenses seguían disputando el encuentro.
‘Carlitos’ Tévez reemplazó al ‘Bebelo’ Reynoso en el minuto 62 y trataba de hacer combinaciones con un Mauro Zárate que al final sufrió una lesión y debió ser reemplazado por el «Kichan» Pavón, y allí el azul y oro ganó otro vigor en la ofensiva.

Pavón, justamente, tuvo la más clara y polémica del partido. Éste sacó un remate que pegó en la transversal y bajó, picando en la línea, aunque de una manera que deja dudas de si fue o no gol.

La cuestión es que el partido seguía sin goles y en la última gran chance que tuvo Boca, Rinaudo, jugador del Canalla, cabeceó en contra su arco y por el palo que no fue gol en contra.

Este torneo reúne al campeón de la Superliga 2018 y al campeón de la Copa Argentina 2018.

Fueron a los tiros penales y allí Boca se lució y levantó el trofeo.

Boca fue implacable y ninguno de sus ejecutores falló:

Benedetto, Tévez, Pavón, Villa, Buffarini e Izquierdoz anotaron.

Central tuvo a Ortigoza, Gil, Parot, Zampedri y Caruzzo como anotadores, pero Rinaudo fracasó.

soccerway

@lostribuneros

Fijate en

¡Yokohama Marinos toma ventaja en la Champions League Asiática!

Yokohama, Japón – Yokohama Marinos dio un paso importante hacia su primer título de la …