Felipe Melo calienta la sangre de Peñarol

En un acto demagogo la flamante adquisición del campeón Palmeiras dijo que “si tengo que pegarle un golpe en la cara a un uruguayo, lo hago”. Este futbolista fue crucificado en 2010, marcado como responsable de la eliminación del Mundial de Sudáfrica.

Felipe Melo era conocido como “Felipe el Malo”, ya que pasó a convertirse en villano tras la derrota con Holanda en 2010 y el prematuro retorno a casa desde tierras africanas tras un gol en contra suyo. Ahora, tras su vuelta a Brasil luego de doce años, el futbolista fluminense se puso la camiseta del Palmeiras y trató de ganarse a la hinchada alegando que es capaz de “pegarle un golpe en la cara a un uruguayo”.

Éste deportista, nacido en Volta Redonda, estado de Río de Janeiro, tuvo su formación en el Flamengo.

Sabida es la garra y pasión que los vecinos orientales ponen en la cancha, Melo ya comenzó a calentarles la sangre, algo que le puede llegar a costar muy caro cuando encaren al tradicional Peñarol, primer campeón copero y dueño de cinco trofeos, el próximo 26 de abril en el “Campeón del Siglo”, por el Grupo 5 de la Copa Libertadores.

Peñarol, es famoso por tener pocas pulgas y por contar con jugadores de mucho carácter. Recordamos la final de la Copa Mercosur que terminó en una batalla campal en el campo de juego del Estadio Centenario, en 1999, lo que fue el tema más hablado por las calles de Buenos Aires en ese momento.

Melo manifestó que la prensa es dura con él y que prefiere mostrar sus actos de indisciplina en la cancha, y no sus buenas jugadas.

@lostribuneros