Facundo Pellistri el juvenil peñarolense que enamora en Argentina

No solo nosotros los tribuneros quedamos enloquecidos con ese chiquilín, o «botija» como dicen del otro lado del río; Facundo Pellistri, 18 añitos nada más un par de partidos en primera. Jugó el superclásico ante Nacional y demostró todo lo que tiene por delante.

Los uruguayos son muy prudentes. No son de salir a los cuatro vientos a promocionar un jugador que todavía no se fogueó como es debido, al revés a lo que sucede acá en Argentina, que cuando un pibe patea lindo tres pelotas ya a los cuatro vientos salimos diciendo que es «Maradona» y cuando tiene 23 años pasa a ser del montón.

Facundo Pellistri, sin alharacas, sin carteles y con perfil bajo entró al campo para jugar con los colores de Peñarol. Sin dudas el pibe era consciente de que esa camiseta la lucieron el Zurdo Viera, Pablo Bengoechea, Ruben Paz, Fernando Morena, el Pardo Abbadie, un tal Alberto Spencer, un José Piendibene y mucho monstruos más que lucieron esa casaquilla durante estos 129 años de historia que tiene la institución mirasol.

El domingo se mostró guapo, habilidoso, con mucha garra y amor propio. Mostró sentido de equipo y mucha vergüenza deportiva; caían, estaban con diez en la cancha y en vez de caer en el desconcierto y mandar todo al diablo, prefirió cargar con el equipo al hombro. Peñarol, diezmado y todo, logró sacar un justo empate ante un Nacional que mostró tener mucho oficio.

El periodista Pablo Carrozza se enamoró del juvenil. En un posteo pregunta si «está enfermo», además, le pide que no juegue desnudo, y fundamentalmente destaca: «me vuelvo loco (…) te amo».

Daniel Avellaneda, periodista de Clarín, lo califica como «interesantísimo». Remarca su quiebre de cintura, gambeta y que «encara para adelante».

Luego, hurgando en otras cuentas argentinas especializadas en fútbol, coinciden en lo mismo: «Atrevido», «Desequilibrante», «va para adelante».

En síntesis, estaría buenísmo que la directiva de Peñarol haga lo imposible por retenerlo y trazar objetivos como ganar la tan mentada sexta Copa Libertadores, por ejemplo, y luego que se lo lleve quien ponga la tarasca.

@lostribuneros

Fijate en

¡Almirante Brown debuta en la Primera C femenina con sed de triunfo!

Isidro Casanova, Buenos Aires – Este domingo, el Club Atlético Almirante Brown hará su esperado …