Estudiantes y Gimnasia, otro escandalete de verano

Primero, fricciones a granel, choques, amonestados y expulsados. Durante la noche, muestra de banderas contrarias robadas. Y el final vergonzoso con múltiples agresiones entre jugadores. Ésa fue la lamentable síntesis de un partido de fútbol, el que en teoría disputaban Estudiantes y Gimnasia y Esgrima La Plata en Mar del Plata para cerrar los “amistosos de preparación” del verano. De fútbol tuvo poco, de amistoso nada. Y de penoso, demasiado. Demasiado que se suma a todo lo acontecido en enero y que es un fiel reflejo de lo que el más popular de los deportes significa en Argentina, un drama y un conjunto de locura más que un mero juego.  (Foto: Infobae)

Con realidades distintas, los colosos de las diagonales llegaban al último encuentro veraniego para un nuevo clásico en la Feliz. El rearmado pincha de Nelson Vivas, con triunfos resonantes y regularidad; el modesto lobo de Pedro Troglio tratando de enderezar su rumbo tras la goleada sufrida siete días antes frente a Aldosivi. Ante otra multitud en el José María Minella, el comienzo fue mal presagio de lo que ocurrió después, con roces, choques entre jugadores que detuvieron el partido unos minutos y las primeras tarjetas por Silvio Trucco. Cuando finalmente empezaron a jugar, fue Estudiantes el que dominó y llegó primero en un profundo avance que el arquero Bologna cortó justo ante Gastón Fernández. Sólo dos minutos más tarde, a los 17, un saque lateral y un centro, la defensa de Gimnasia se quedó parada, Oreja no pudo rechazar y Carlos Auzqui bajó la pelota de cabeza y definió sutilmente de derecha para el único gol. El equipo de Vivas fue mejor por el trabajo en el medio de la dupla Ascacíbar-Damonte, las escaladas del uruguayo Alvaro Pereira por izquierda y el despliegue del ex River Augusto Solari, todo con la ayuda de la retaguardia rival y sus errores. Gimnasia mostró sus pocas luces de los últimos tiempos y el no tener a Nacho Fernández en la creación, ya que Meza y Mendoza no gravitaron y sólo Niell inquietó al seguro fondo albirrojo, por lo que más allá de dos o tres tibias llegadas como un remate del pequeño delantero, apenas desviado, Estudiantes se fue al entretiempo con una merecida ventaja.
batalla2El triste espectáculo de las banderas de Estudiantes que los hinchas de Gimnasia mostraron descaradamente, lo que había hecho arrancar tarde el partido, también ocurrió en el descanso y postergó el inicio del segundo tiempo. Era sólo el comienzo de un negro final de verano. A los 10 minutos, Pereira manchó su buen trabajo levantando peligrosamente su pierna contra Oreja y viendo la primera tarjeta roja, jugada que también dejó afuera al lateral derecho, que perdió unos segundos el conocimiento y fue rápidamente asistido por la ambulancia, aunque luego se recuperó. La expulsión del mundialista en 2010 le dio impulso a un irresoluto lobo, que con las entradas de Medina, otro uruguayo, Alvaro Fernández y Rasic se jugó al empate , y estuvo cerca de conseguirlo en el final cuando el brillante Mariano Andújar salvó ante Meza y luego cortó otra chance atrapando la pelota en el área chica. Estudiantes, que desde que estuvo con 10 apostó a cerrarse con ingresos defensivos y al contraataque, pudo haberlo definido a los 44 minutos cuando Solari se fue hacia el gol y Bologna salió del área y paró el avance, según el arquero con su pecho, según Trucco con el brazo, lo que erróneamente fue expulsión para el ex Banfield, y el defensor Bonifacio ocupó el arco por falta de cambios. A todo esto, otra vez la estupidez de las banderas había parado el partido a los 28 minutos. Pero más allá de un partido deslucido, gris, más parecido a un oficial que a un amistoso, el panorama aparentaba muy tranquilo en la bonita noche marplatense.

Pero esas ilusiones que todos teníamos de un buen espectáculo se fueron al suelo en tiempo de descuento. Ascacíbar bajó fuerte a Medina y recibió la tercera tarjeta roja del encuentro. Incomprensible e injustificadamente, la acción fue la semilla para que futbolistas de los dos equipos, titulares y suplentes, se trenzaran a golpes de puño y hasta puntapiés, un caos que duró unos cinco minutos pero que tuvo en vilo al público por más tiempo, ya que no se sabe qué esperó Trucco para suspender el bochorno. Finalmente llegó la suspensión, pero el cierre fue otra vez lamentable, ya que los triunfadores tuvieron la nada brillante idea de ir a batalla3festejar con sus hinchas cuando su rival se había ido al vestuario. Fue lo único que faltaba para otra noche que, en lugar de ser de esparcimiento y disfrute, de preparación y fútbol,terminó siendo de locura y vergüenza. Todo en un verano violento, con 13 expulsados en 12 encuentros, dos grescas, barrabravas, incidentes. Fútbol argentino en estado puro. Vale recordar: éstos fueron los partidos amistosos para el campeonato rápido que se viene en unos días. Vale recordarlo, porque una vez más, los futbolistas no jugaron fútbol.

FICHA DEL PARTIDO

Domingo 31 de enero de 2016
ESTUDIANTES (LA PLATA) 1-0 GIMNASIA Y ESGRIMA (LA PLATA)

Auzqui 17´ ELP.
Estadio: José María Minella, Mar del Plata.
Arbitro: Silvio Trucco.

ELP: Andújar; Facundo Sánchez, Desábato, Schunke, Alvaro Pereira; Augusto Solari, Damonte, Ascacíbar, Auzqui; Gastón Fernández Y Viatri. DT. Nelson Vivas.

GYE: Bologna; Oreja, Mauricio Romero, Coronel, Licht; Maximiliano Meza, Rinaudo, Brum, Javier Mendoza; Niell Y Mazzola. DT. Pedro Troglio.

Cambios: 52´Medina por Meza (G), 57´ Bonifacio por Oreja (G) y Gil por Auzqui (E), 64′ Bueno por Viatri (E), 65´ Alvaro Fernández por Brum (G), 75´Rasic por Romero (G), 81′ González Pírez por Gastón Fernández (E).

Expulsados: 55´Alvaro Pereira (E), 90´Bologna (G) y 90´+2 Ascacíbar (E).
Detalle: Partido suspendido a los 90´ +3 por incidentes.

Diego Martín  Yamus
diegoanita@hotmail.com.ar

@lostribuneros