Empezó la Copa de la Risa Profesional

0
144

Los futboleros estamos de parabienes. Otra competencia acaba de comenzar en la Argentina, una tal Copa de la Liga Profesional, con los grandes, medianos y chicos de protagonistas, la nada despreciable cifra de 26 clubes en una sola división. Lástima que una vez más su formato de disputa y su reglamentación amerite un particular apodo: la Copa de la RISA Profesional. 

En verdad es, como dice esa frase, reírse para no llorar. Una Copa similar a la reciente Diego Maradona, ahhora bajo este nombre más parecido a un título de nobleza. No parece una Liga muy profesional que tenga 26 equipos, que haya dos grupos de 13 con 13 fechas (una de clásicos). Y muchísimo menos, que se siga con la ridiculez de suprimir los descensos pero, esta vez, sí contar los promedios para 2022, cuando encima no se sabe si serán cuatro o seis los bajados a la Primera Nacional. 

Para más, éste será el primer campeonato del año, al menos eso sí calendario, basta de Apertura en agosto y Clausura en febrero. ¿Pero no se puede hacer todo más sencillo, lógico? En lugar de dos competencias (ésta antes de la Copa América), el sentido común indica que debería ser un torneo largo de 50 fechas, es decir, los 26 todos contra todos ida y vuelta, en vez de dos. Pero no: la AFA, que alguna vez el colega Ernesto Cherquis Bialo bautizó acertadamente como «el reino del revés», prefirió esta Copita y otro torneo a una sola rueda, esa insana costumbre ya lamentablemente clásica. 

Siguen los años y siguen los desatinos, fáciles de corregir, cualquier niño de escuela sabría hacerlos mejor. Pero desde más de 50 años, cuando a partir de 1967 se crearon los Campeonatos Nacionales juntados con los Metropolitanos, se encadenaron y encadenan estos disparates. 

Diego  Martín Yamus. 
diegoanita@hotmail.com.ar 

@lostribuneros

No hay comentarios