El Lisboa e Benfica hizo pata ancha en la casa del Ajax para meterse en cuartos de final

La mitad de la capital portuguesa está que salta de júbilo luego de que uno de sus hijos pródigos logre llevarse una victoria con gustito a hazaña por Champions League, habida cuenta de que llevan arriba de 55 años sin ser campeones de Europa; Sport Lisboa e Benfica tenía que ganar el Ámsterdam y lo hizo: Ganó.

Los Encarnados abrieron los octavos de final con una amargura tremenda tras no poder sacer una victoria de su propio feudo, el Estadio da Luz, acabando 2-2 con Ajax. De ahí el Benfica debía ir a la capital de Países Bajos para hacerle frente al equipo más ganador de la historia de ese país, también campeón de Europa décadas atras, con el fin de llevarse a casa el pasaporte a los cuartos de final de la Liga de Campeones.

Dirigidos por Nelson Verissimo y con los sudamericanos Nicolás Otamendi (argentino), los brasileños Éverton y Gilberto y el uruguayo Darwin Núñez, logrando dar el golpe gracias al tanto del ex Peñarol en el minuto 77.

Para alimentar un poco el morbo de los hinchas del Benfica, el rival de patio Sporting Portugal quedó por el camino en manos del Manchester City. El «León» no pasó del 0-0 en Inglaterra pero lo que pesó fue el vergonzoso 5-0 recibido en Lisboa por la ida.

Sport Lisboa e Benfica ahora espera rival por un lugar en las semifinales del torneo más rico del planeta.

Fijate en

Colombia le dio el empujón final a una mediocre camada Sub 20 argentina

Se dio lo que se debía dar. Una pobre generación de Sub 20 de Argentina …