El equipo del Chacho enfrió al mismísimo infierno

Foto: Télam

Rosario Central volvió a hacer de las suyas en el Torneo de Transición. Superaron en el Libertadores de América al Independiente y que pase el que sigue.

Télam. El comienzo del partido lo mostró a mejor a Central, que con un equipo corto y sin mantener posiciones fijas, debido a los buenos desempeños de Larrondo en el ataque, el doble cinco Montoya y Musto, y criterio para manejar el balón de Cervi.

Ahogó a Independiente que no encontraba circuito de juego y le costaba recuperar la pelota, al tiempo que era impreciso cuando la tenía, debido a la buena circulación de pelota de la visita.

Independiente tenía como única fórmula el pelotazo a Denis, pero sin profundidad hasta la mitad del tiempo inicial, cuando se emparejó el juego y se dividieron las llegadas.
Rosario dispuso de una buena ocasión tras una buena habilitación de Larrondo a Aguirre, quien entrando por izquierda remató y tapó el Ruso Diego Rodríguez, a los 25 minutos.

A los 35, el Rojo tuvo la más clara del primer tiempo, tras una triangulación entre Méndez, Aquino y la habilitación a Benítez, quien remató de zurda apenas desviado.

En tanto, a los 44, lo tuvo otra vez Independiente luego de un pase de Denis a Rigoni, quien gambeteó al arquero García y el defensor Pablo Alvarez evitó sobre la línea que el remate débil del cordobés ingresara.

En el segundo, todo se simplificó para Central luego de los cinco minutos, cuando Toledo derribó a Alvarez en le área y Larrondo, con categoría, estableció el 1 a 0 de tiro penal.

Independiente trató de reaccionar, pero le costó generar juego y Central de contra lo liquidó, luego de una excelente maniobra personal de Jonás Aguirre, quien a los 19 marcó el 2 a 0 y un golazo.

Durante todo el partido se corrió mucho, pero sólo Central se sintió cómodo con el desarrollo ya que controló sin inconvenientes a un flojo Independiente, que se fue silbado por su público y despedido con la exigencia de que deben ganar el domingo venidero en el clásico ante Racing Club.

Además, Rosario quebró una sequía de 14 años en el Libertadores de América (ocho triunfos de Independiente y un empate), donde no se imponía desde el Clausura 2002 por 4 a 1.

Fuente Télam

@lostribuneros