Michael Regan/Getty Images

Eboué, un camino de esperanza

El futbolista marfileño tuvo momentos de depresión y hasta pensó en el suicidio, según sus palabras dichas al rotativo inglés Daily Telegraph; dura sanción de la FIFA y sensación de abandono fue lo que padeció.

Para el 31 de marzo el Emmanuel Eboué podrá volver a jugar al fútbol oficialmente, ya que terminará su suspensión por un año impuesta por la FIFA ya que fue demandado por su antiguo representante, quien reclamó una deuda.

El mafileño había firmado contrato con Sunderland, pero días después el club debió rescindirle por una inhabilitación por parte del ente con sede en Zurich.

«Un día quise suicidarme», manifestó Eboué, que además, confesó que no pasa los días en su habitación, preferentemente en su cama, víctima de depresión.

«Me mantengo fuerte por mi familia», confesó y argumentó, además, que leer la biblia ha sido de gran ayuda para mantener la esperanzas.

Con pasado en el Arsenal, nada menos, y en Galatasaray, a los 33 años, piensa retomar su rumbo dentro de un campo de juego.

Confesó sentirse decepecionado con Didier Drogbá y Kolo Touré, a quienes calificó de «hermanos mayores» que conocían sus problemas, pero mantiene la esperanza de que algún día lo llamen para ver como está y remató: «creí que la amistad era más fuerte».

@lostribuneros

Fijate en

Fútbol de Mozambique contra la guerra, delincuencia y formación de bandas

30 años de paz se cumplen en este 2022 en el país africano. Mozambique estuvo …