Dramática reducción de público en Alemania; de 60 mil a 15 aficionados

El coronavirus está arrasando a una Europa cuyos ciudadanos le dan de manera masiva la espalda a las campañas de vacunación. Los casos crecen a pasos agigantados, más aún a menos de tres semanas de que comience el invierno. Alemania no es la excepción y gracias a tanta negligencia y a tantas campañas en contra de la imnunización, ahora deberán pagar caro en lo emocional y en lo económico.

60 mil aficionados esperaban ansiosos el partido entre Borussia Dortmund y Bayern Munich que se jugará esta sábado en la cancha de los aurinegros, hasta que el ministerio de salud germano decidió imponer restricciones drásticas. Gracias a la mano dura pagaron justos por pecadores y apenas un puñado de aficionados podrá darse a la cita al encuentro por Bundesliga.

15 mil son los hinchas que podrán estar en el estadio Signal Iduna Park, algo que duele en lo económico ya que deberán devolver las restantes 45 mil entradas vendidas de antemano.

Este jueves acordaron las autoridades del gobierno federal alemán y los dirigentes de la Bundesliga que, incluso, acordó albergar un máximo de 5 mil aficionados en las regiones donde haya mayor cantidad de contagios.

En Baviera y Sajonia, donde se reportan grandes cantidades de contagios, el fútbol corre peligro de ser jugado a puertas cerradas nuevamente, como sucedió hace algo más de un año.

Fijate en

Se está acabando la paciencia con un Darwin Núñez que no logra destacarse en Liverpool

Se trata del pase más caro de la historia del viejo Liverpool que desembolsó la …