Dos goles se hizo Karius y Liverpool perdió la final

El joven arquero Loris Karius no olvidará nunca más la final de la Champions League de 2018; dos goles se “tragó” y gracias a sus groserías Liverpool perdió el partido ante Real Madrid, por ende, el título.

Quiso salir jugando y le regaló la pelota a un Karim Benzema que la mandó a guardar, luego, cuando Liverpool se perfilaba para el empate, se “comió” un tiro lejano e intrascendente de Gareth Bale para tirar todo por tierra.

Desconsolado terminó el alemán de 24 años, que fue animado por sus rivales y no por sus compañeros tras el pitazo final.

@lostribuneros