Defensa y Justicia, un campeón de la D a Sudamérica

Desde su llegada en 2014 a Primera División, Defensa y Justicia no sólo se asentó en la categoría, algo poco común en un ascendido. Mucho más aún, no paró de escalar sumando éxitos que décadas atrás hubieran sido sueños de una noche de locura. Como la de este miércoles, cuando batió en Brasil al todopoderoso Palmeiras y se alzó con la Recopa Sudamericana, ganando a pesar de injusticias en su contra. Pero ésta es una  nueva proeza de un chico del ascenso que hoy es un adulto internacional. 

El «Halcón», apodo por el nombre de la empresa de ómnibus, había sido fundado un 20 de marzo de 1935 en la localidad bonaerense de Florencio Varela por un grupo de futboleros que se juntaban en la calle Mitre a charlar y, en un baldío cercano, jugar picados los sábados. El club sólo era parte en torneos zonales, hasta que en 1977 surgió la idea de formar un equipo profesional de fútbol y afiliarse a la AFA, bajo la presidencia de Norberto «Tito» Tomaghello, cuyo nombre lleva con toda justicia el estadio. Se recaudaron fondos para el proyecto y el acondicionamiento de la cancha, se envió la solicitud a la entidad madre y el 20 de diciembre de 1977 Defensa y Justicia nació como club de fútbol oficial, debutando en la Primera D (división más pequeña para directamente afiliados) el 4 de marzo de 1978 de local, con triunfo 2 a 1 sobre Cañuelas con goles de Cardozo y Giache. El equipo dirigido por Jorge García terminaría rápido, último en su Zona Sur y fuera de la ronda final por el ascenso a Primera C. 

Pero el primero de sus títulos no fue el de la Recopa en Brasil, fue mucho más modesto. Tras brillante campaña en la ronda final de la D de 1982, donde ganó los cinco partidos, Defensa logró su primer ascenso el 4 de diciembre al vencer 2 a 1 a San Martín de Burzaco en Florencio Varela. 

El 23 de Noviembre de 1985 el «Halcón» arrasó ganando el ascenso de la Primera C a la vieja Primera B tres fechas antes. Por si había dudas de su potencia, lapidó a Barracas Central en esa cancha 7 a 0, con tres tantos de Horacio Milozzi (uno de penal), tres de Juan Carlos Moles y uno de Ricardo Pérez, sacando seis puntos sobre Tristán Suárez, Excursionistas y Deportivo Armenio. 

Y por la reestructuración provocada por la creación del Nacional B volvió a subir a esta nueva división el 1 de junio de 1986, al igualar 1 a 1  con Atlanta (gol del gran Fernando Donaires) y además tuvo derecho al octogonal de Primera B por el segundo ascenso a Primera, que finalmente quedó en el camino ante Banfield. 

El amarillo y verde debió esperar 11 años para una  nueva vuelta olímpica. Tras ganar el Torneo Clausura 1997 de la Primera B Metropolitana (tercera categoría) jugó finales con Tristán Suárez (primero del Apertura) para dirimir el primer ascenso a la Primera Nacional. Tras el 1-1 de la ida, Defensa venció el 28 de junio 2 a 1, por Emilio Kalujerovich de penal y Jorge Galleguillo, y así regresó a la segunda y por primera vez a la Nacional. 

En la B Nacional tanto tuvo campañas cerca del ascenso como evitar dos veces la promoción para no volver a bajar. Hasta que en 2014 le llegó su hora más gloriosa. El 14 de mayo, por la fecha 38, derrotó a San Martín en San Juan 1 a 0 con gol de Brian Fernández y alcanzó la élite, terminando el certamen a tres puntos del campeón Banfield (78 a 75). Diego Cocca, más tarde campeón con Racing Club de Primera, fue el entrenador responsable y Juan Martín Lucero goleador del torneo con 24 conquistas. 

Lejos de ser un ascendido pobre del Nacional, empezó a hilvanar buenas campañas. En el   Torneo Transición, primero de 2016, fue cuarto de la Zona B y entró por primera vez a un campeonato internacional, la Copa Sudamericana 2017. Y el 11 de mayo del 17 se dio el lujo de eliminar al poderoso Sao Paulo 1 a 0, aunque luego cayó en segunda ronda con el Chapecoense por penales. Igualmente disputó la edición 2018 y arribó hasta los cuartos de final, perdiendo con el Junior de Colombia por gol de visitante de éstos. 

Con Sebastián Beccacece de técnico, el halcón siguió dando la nota y el 11 de marzo de 2019, tras vencer 3-2 a Banfield, alcanzó otro hito aún mayor: su primera Copa Libertadores, la 2020, siendo por poco escolta de Racing en la Superliga 2018/19. 

El 3 de marzo de 2020 debutó en la Libertadores en su cancha, pero Santos lo batió 2 a 1. Igual Defensa llegó a la última jornada del Grupo G con chances de siguiente ronda, pero volvió a perder con el «peixe» brasileño, ahora de visitante 2 a 1 , y siendo tercero bajó a jugar la Copa Sudamericana 2020. 

Allí fue haciendo camino al andar, como su historia, y el 23 de enero arribó a la final con Lanús en el estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba. Contra todo pronóstico,  el once de Hernán Crespo goleó 3 a 0 con tantos de Frías, Braian Romero y Camacho y se coronó campeón internacional por primera vez. 

No conforme con ello, tuvo que jugar la Recopa como campeón de esa Sudamericana ante el de la Libertadores, el Palmeiras. Tras caer 1-2 en Varela en la ida, este miércoles 14 de abril de 2021 grabó a fuego otra fecha de gloria: venció 2 a 1 en el tercer minuto agregado, con goles de Braian Romero y Marcelo Benítez, y luego de un tumultuoso alargue donde no le dieron un penal y su arquero Unsain atajó otro, se consagró en los tiros desde el punto penal 4 a 2. Otro título internacional en menos de cuatro meses. 

Así ha sido de grande, de novelesca, la vida futbolera de Defensa y Justicia. De vencer a San Martín de  Burzaco en 1982 a Palmeiras en Brasil en 2021. De la D a Sudamérica, el Halcón es un enorme campeón. 

Fuentes: josecarluccio.blogspot.com y Diario Popular 

Diego  Martín Yamus. 
diegoanita@hotmail.com.ar 

@lostribuneros