De golear en La Paz a clasificar raspando…

Defensor Sporting había goleado en La Paz a Bolívar por un histórico 4-2 y tenía en la mano su clasificación a la segunda ronda de la Copa Libertadores, sin embargo los bolivianos se la devolvieron en Montevideo, y de no ser por un agónico gol hubiera terminado en una vergüenza.

En una noche cálida del coqueto Parque Rodó de Montevideo, el conjunto «Violeta» se puso arriba en el marcador cuando apenas había transcurrido un minuto y sellaban la clasificación con un global de 5-2, pero claro, faltaban jugarse aún 89′.

Perdidos por perdidos, los celestes pusieron todo en la cancha y pasada la media ametrallaron a los «tuertos»; empate al minuto 33′ de Jusino, segundo de Arce y tercero de Thomaz. Fueron al descanso 1-3 los del altiplano.

En el segundo tiempo Defensor debió volver a la tierra porque los foráneos precisaban un gol más para eliminarlos, entonces, el «Polilla» Da Silva metió mano en su oncena cambiando el dibujo táctico de su equipo.

Para ponerle mejor onda al encuentro, al minuto 77 el argentino Pereyra Díaz se fue expulsado y dos minutos después el zaguero de Defensor, Maximiliano Perg, también vio la roja y ambos quedaron con diez en la cancha.

Bolívar, que fue sin tres de sus titulares a Uruguay, quienes fueron expulsados en La Paz, hizo de tripas corazones, pero, cerca del final los sintieron. Gonzalo Nápoli, que había reemplazado a Piquerez, fue el encargado, en el minuto 91 de meter el tanto del descuento para Defensor, tras una jugada con arco libre donde la pelota, caprichosamente, no quería entrar.

Defensor ahora definirá ante Barcelona de Guayaquil por un pasaje a la zona previa a los grupos.

@lostribuneros