De atrás y de cabeza Sevilla se queda con la Europa League

0
149

De atrás, con dos goles del neerlandés de Jong y otro tras una chilena espectacular del brasileño Diego Carlos, el Sevilla batió por 3-2 al Inter de Milan y se consagró campeón por sexta vez de la Europa League.

Un hermoso partido jugaron en la ciudad de Colonia, Alemania, los representativos de Sevilla e Internazionale de Milán por la final de la Europa League.

Lleno de pergaminos llegó el conjunto sevillista a jugar este partido. Sus cinco trofeos, que son récord, le marcaron la cancha a sus partes italianos de Inter que nunca ganaron bajo el formato de Europa League, pero sí tienen tres «Copa de la UEFA» en su haber.

El partido jugado en el Rhein Energy de Colonia arrancó a altas revoluciones desde el pitazo inicial. Ambos equipos entraron concentrados al campo de juego con la idea de liquidar la brega en tiempo reglamentario.

Inter empujó con la potencia de Lukaku y apenas en el minuto cuatro el belga forjó un tiro penal que terminó rematando y anotando el 1-0.

Con el tanto del belga el equipo interista se sitió inflado, importante, entonces siguió jugando contra el arco de Bounou en busca de la segunda conquista. Diego Carlos, defensor brasileño, ya arrancaba con amarilla por el penal que cometió, quedando en la cuerda floja.

Pero, este Sevilla no lograba salir del asedio lombardo hasta que tuvo su primera chance de llegar al área rival; pelota aérea, de Jong que cabecea con mucha potencia y pusieron el impensado 1-1.

Sevilla se hizo respetar. De la mano de Lopetegui sabían que querían y a donde apuntaban. Entonces, otra vez de cabeza en el minuto 33 el propio de Jong daba vuelta el marcador.

Heridos en su orgullo los italianos fueron por el empate. Tiro libre que fue conectado por la cabeza del zaguero uruguayo Diego Godín para poner el 2-2 en 35′.

Se mostraba abierto el partido. Pintaba para cualquiera de los dos; Lukaku perdió un gol increíble gracias al arquero marroquí Bounou. Lucas Ocampos debió dejar la cancha exhausto, por Munir.

Aún así, perdiendo uno de sus motores del mediocampo, el conjunto español andaba. En el minuto 74 una pelota cayó en el área italiana, el brasileño Diego Carlos se tomó su tiempo, se acomodó y de chilena puso un soberbio golazo, dejando las cosas 3-2.

El tanto le dio dolió a los negriazules, tanto, que Antonio Conte puso en la cancha a Moses, Eriksen y Alexis Sánchez al mismo tiempo. Nuevamente el promocionado Lautaro Martínez no volvió a aparecer, en cambio el chileno Alexis por poco y no pone el 3-3 de no ser que la pelota fue sacada de la línea.

Sevilla con un Éber Banega como conductor seguía buscando el arco rival. El Mudo Vázquez suplantó a Suso, y el equipo de Lopetegui, con oficio, en lugar de tirarse atrás y pasar zozobra en los seis minutos que dio de descuento el árbitro, optó por ir adelante y terminar buscando el lapidario 4-2 que no llegó.

Los andaluces son campeones por sexta vez en su historia y estiran el récord de ganador de la Europa League en todos sus formatos.

@lostribuneros

No hay comentarios