Cosa de villanos; zapatazo en el último minuto les da la victoria

0
197

Un partido cerrado jugaban en el King Power Stadium el local Leicester City ante un Aston Villa que llegaba lleno de bríos por haber ganado sus tres compromosos jugados hasta este momento por Premier League.

Por el quinto capítulo del torneo, con un partido menos, el conjunto villano llegaba como escolta, mientras que su rival de turno Leicester precisaba los tres puntos para quedar en la segunda plaza detrás de un Everton que empató de local el clásico con Liverpool.

Estaba previsto que iba a tratarse de un partido cerrado entre fuerzas parejas. Aston Villa que tuvo un arranque maravilloso, venía de un histórico 7-2 sobre Liverpool, motivo como para seguir de racha, pero los zorros no querían saber nada de perder, menos de locales.

El Dibu Martínez nuevamente puso un candado bajo sus tres palos impiediendo que los anfitriones lleguen a romper la paridad.

En estas cinco jornadas disputadas por todos menos por Aston Villa y Manchester City que deben un encuentro, no ha habido empates sin goles.

Daba la sensación de que este juego iba a ser la excepción pero en el minuto 90 recibió una pelota salida de su zona defensiva jugada al ras, Ross Barkley se armó de espacio suficiente como para sacar un zapatazo y mandarla al fondo de las piolas.

Esta victoria, la cuarta consecutiva en cuatro partidos les vale 12 unidades, una menos que el líder Everton. Tienen un comodín en la manga porque de seguir de racha podrían convertirse en líderes exclusivos de la Premier League.

@lostribuneros

No hay comentarios