Corrió sangre en la clasificación de Peñarol sobre Nacional

Como era de prever los rivales más viejos del mundo se dieron como en la guerra en la revancha válida por octavos de Copa Sudamericana; Peñarol se metió en los cuartos de final y le saca la lengua a su rival Nacional, pero no se la llevaron de arriba porque en el minuto 101 los tricolores ganaron por primera vez en la historia en el Campeón del Siglo.

Tras un aburrido primer tiempo tanto Nacional como Peñarol se dedicaron a buscar el arco. Hubo momentos para cada uno, donde luego dominó ampliamente el club ferroviario no logrando anotar.

Pasó de todo en la cancha; expulsados, cabildeos, sangre en la frente de un jugador; mucho nervio amonotonamientos con manotazos por lo bajo. Fue un típico «Clásico Uruguayo», como le llaman por estas latitudes.

Nacional precisaba ganar por 2-0 para entrar directo en cuartos de final, sin embargo, estuvo lejísimo durante 100 minutos de juego, ya que debió ser extendido el tiempo por parte de Anderson Daronco porque primero expulsó a Carballo en filas de Nacional, luego a Damián Musto, de Peñarol, y vía VAR a «Maxi» Cantera del tricolor pero ya no estaba en la cancha.

El 2-1 obtenido en el Parque Central pesó mucho a favor del Carbonero que buscó por medio de un imparable Agustín Canobbio, el pibe Facundo Torres, junto a un «Mota» Gargano que copó la parada en el medio e, incluso, sacó un terrible remate que fue atajado por Sergio Rochet.

Alejandro Cappuccio hizo un lindo entrevero en el mediocampo pero su equipo con un «Lavandina» Bergessio que pasó inadvertido salvo una dura patada sobre un rival, luego Fernández y Ocampo fueron los destacados en filas nacionalófilas.

Fueron tantos los goles errados por Peñarol que al final se termina pagando caro; minuto 101, centro de tiro de esquina, el central Gastón Corujo aprovechó una mala salida de Dawson para poner el 1-0 que de nada le sirvió a Nacional.

Peñarol rompió con una racha adversa de 10 años sin pasar los octavos de final, jugando ante Sporting Cristal de Perú.

@lostribuneros