Coronel no metió la pata pero sí la mano

En el mejor momento de Nacional, que tenía dominado a San Lorenzo en pleno Nuevo Gasómetro, el jugador Caballero se mandó la «metida de pata de su vida», al disputar una pelota con los brazos extendidos, cometiendo un penal que les costó carísimo, porque les anotaron de penal. Ese error fue infantil, ya que en las divisiones formativas se trabaja en torno a este tipo de jugadas.

@lostribuneros

Fijate en

Racing Rescata un Empate en el Campeón del Siglo y Mantiene su Invicto de Seis Años

En un emocionante encuentro de la fecha 2 del Torneo Intermedio, Racing logró sacar un …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *