CORINTHIANS SUFRIÓ PERO GANÓ Y ES FINALISTA DEL MUNDIAL

Corinthians venció por 1-o con gol de Paolo Guerrero al equipo africano de Al Ahly por las semifinales del Mundial de Clubes y ahora deberá esperar por el ganador de Monterrey vs Chelsea por la final. Los cairotas vendieron cara su derrota con un muy buen trato del balón.

4 grados de temperatura esperaban a los campeones de América y de África, Corinthians y Al Ahly se veían las caras en un repleto Toyota Stadium por las semifinales del Mundial de Clubes.

Una multitud de bullangueros hinchas del equipo brasileños cantó “presente” y le dieron color y calor a la tribuna popular. Por otro lado, el elenco egipcio estaba en la cancha, lleno de bríos y con mucho mérito, ya que llega a estas instancias sin rodaje, luego que en febrero de este año les asesinaron a 74 hinchas en su propia cara, en lo que se llamó la “tragedia de Port Said”.

Corinthians arrancó el partido dueño y señor del balón y de la cancha, pero sin profundidad debido a que el “Rey de Copas Africano” se le plantó frente al área y no lo dejó pasar. El timao intentó tímidamente por medio del peruano Guerrero, pero los cairotas le salieron de contra, especialmente por la zona de Walid Soliman pero no pusieron en apuros a Cassio.

27’ y puro toque, el Al Ahly comenzó a salir de su zona y toca para los costados buscando espacios q el timao les cerró

El peruano Paolo Guerrero ganó una pelota aérea en el área chica y de cabeza abrió el marcador para el elenco brasileño y la “torcida” deliraba en las tribunas.

Corinthians estaba en ventaja parcial y el equipo cairota se sintió herido, lo tomó como una bofetada porque su sistema táctico no fallaba y tuvieron que ir al frente. El partido tomó color, porque obligaron al coringâo a salir de contra.

Para el complemento Al Ahly parecía no haberse enterado que estaba perdiendo 1-0 y quedando por el camino en el Mundial de Clubes, siguió en su postura táctica y en los primeros minutos fue incapaz de poner en aprietos al elenco sudamericano.

El partido estuvo algo chato hasta que determinados hechos le fueron poniendo la sal y la pimienta que le faltaba. A los 12’ el arquero Ekramy despejó una pelota intrascendente con su pierna derecha pero sufrió un desgarro por estar frío y estático en la gélida noche japonesa, aún así, el guardametas no permitió que lo saquen del campo pero no resistió y 5’ después tuvo que dejar la cancha.

De a poco los cairotas se fueron animando y llegando con peligro al área del equipo brasileño;  a los 12’, Rabia sacó un furibundo remate que pasó cerca del arco de Cassio, dos minutos después Fathi se animó y entró como una gacela por la derecha, quedó mano a mano con un Cassio que supo cerrarle el ángulo y cuando el jugador del equipo escarlata sacó el latigazo, la pelota se escapó por poco.

De contra Paulinho recibió una pelota de Guerrero, que se llevó a la marca, y su remate fue interceptado por un zaguero escarlata terminando en córner.

Los últimos 15’ sirvieron para que ambas escuadras quemen las naves y se dejen de especular. Walid Soliman sacó un zapatazo que rozó el horizontal.

El entrador Tite movió el banco, colocó al pibe Romarinho para darle agudeza en el ataque y se encargó de neutralizar a los egipcios.

Los cairotas cometieron un pecado grave al no usar las bandas laterales, tienen un excelente equipo pero abusaron del centro y de querer entrar por el borde del área tocando pero nunca tuvieron en cuenta la vieja y nunca bien ponderada “raya del costado”.

Los laterales, cuando todo ya estaba acabado, pretendieron acoplarse al ataque pero sus compañeros parecían tener vendados los ojos y no pasó nada.

Corinthians, sin lucir y casi sin generar ocasiones de gol, se encontró con una victoria trabajada ante un adversario más que digno.

Ahora, a esperar el resultado de Monterrey vs Chelsea porque de ahí saldrá el finalista.

@lostribuneros

Fijate en

Un fatídico gol y el penal errado de Messi dejaron afuera a México del Mundial de Qatar

Cerró el Grupo C del Mundial de Qatar. México dependía de una mano argentina y …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.