Corinthians se divorció de la barra brava

El flamante campeón brasileño firmó un acuerdo con el ministerio del interior de San Pablo y no financiará más a la hinchada. El motivo es el asesinato del pibe Kevin Espada, hace tres años.

Corinthians firmó, el viernes, un acuerdo con el Ministerio Público de San Pablo (Ministerio del Interior) donde se compromete a no financiar a las facciones vinculadas con la institución.  El documento fue motivado por una acción de la fiscalía del consumidor instaurada tras el asesinato del chico boliviano de apenas 14 años, Kevin Espada, cuando el «Timâo» estaba jugando en Bolivia por Copa Libertadores.

El club no podrá proveer de dinero, entradas, transporte ni alojamiento a las barras, además de instruir a sus jugadores, funcionarios, directivos y socios para se atengan a las consecuencias en caso de no cumplir con la prohibición.

A parte de todo esto, el Corinthians deberá suspender de la promoción «socio-hincha» a aquel que estuviese envuelto en algún delito dentro o en las próximidades de los estadios donde juegue el equipo. Si el club no cumple, las multas serán de 13 mil dólares en adelante.

@lostribuneros

 

Fijate en

El legendario Rogerio Ceni celebró sus 50 años lleno de recuerdos y con un récord mundial

Dos veces ganó la Copa Libertadores de América el arquero nacido en la ciudad de …