Claudio Bravo tuvo una noche inolvidable

0
166

El arquero de Chile se lleva todos los laureles por sus grandes atajadas y por coronarse como campeón de la Copa América del Centenario.

Claudio Bravo sacó una pelota increíble, un gol cantado de Argentina, le cerró el arco a Higuaín e imposibilitó que éste marque, luego se lució al atajarle el penal a Biglia. El guardametas del Barcelona vuelve a meterse en lo más grande de la historia de la «Roja».

«Es una lección para todos, para que sigan creyendo en su selección», dijo el aquero trasandino al terminar el juego.

 

@lostribuneros

No hay comentarios