Clasificación y algo de paz

Independiente le encontró la vuelta en el complemento y clasificaron a octavos de final de la Copa Sudamericana. Superaron por 2-0 a Rionegro Águilas Doradas con tantos de Silvio Romero y Cecilio Domínguez.

El alivio llegó. Pasó la tensión y la incertidumbre. Pesaron los dos goles anotados afuera. Luego de una semana más que convulsionada y con muchos idas y vueltas entre futbolistas y directivos, Independiente batió a Rionegro Águilas de Colombia y se metió en la siguiente fase.

Independiente había perdido en Colombia por 3-2 con Rionegro Águilas y su pasaje en la Copa Sudamericana peligraba. Pero, tras la promesa del emblemático Pablo Pérez, pilar fundamental en Avellaneda, de llevarse puestos a los cafeteros, pudieron salir triunfantes y por un interesante resultado.

Al comenzar el complemento Silvio Romero anotó el primer gol y los fantasmas comenzaron a irse paulatinamente. Independiente era mucho más que su rival. Águilas Doradas venía sin mucha competición y lo sintió mucho en el Libertadores de América.

Entonces, apareció Cecilio Domínguez, en el minuto 60 y la algarabía se adueñó de la mitad de Avellaneda. Clasificados.

Pablo Pérez fue amonestado y se perderá el próximo partido por octavos de final.

@lostribuneros