Clásico empate…

Boca y River igualaron en 1 en el Minella de Mar del Plata y Estudiantes salió campeón de la primera copa de verano. Sánchez Miño abrió de tiro libre para el xeneize y Maidana igualó para el millonario. Cata Díaz y Cavenaghi expulsados.

El superclásico del fútbol argentino disputado en la ciudad de Mar del Plata se jugó con un José María Minella totalmente repleto. Banderas que flameaban sin cesar, hinchas que aplaudían y las típicas, y folclóricas cargadas.

El juego tuvo un primer tiempo a mil, donde ambos fueron al frente, incluso hubo varias amarillas y un expulsado, mientras que el segundo tiempo fue para el olvido, ya que ambas escuadras, que están en etapa de preparación, no tenían más oxígeno (Foto: Télam)

Ledesma arrancó con el pie izquierdo, o más bien, con el pie muy alto, ya que a los 40 segundo de juego vio la amarilla por una falta violenta.

River arrancó con muchos bríos, tenía el balón y trataba de sorprender a Boca por los laterales, tocando e intentando jugar en el área, donde por lo bajo el xeneize respondía bien, pero por lo alto hacía agua.

Boca esperó, no se dejó amedrentar y comenzó a sacar contragolpes que tomaban a toda la defensa millonaria desequilibrada; River fue sorprendido en más de una ocasión, e incluso, Barovero salvó las castañas del fuego.

Tras el intento de River, fue el equipo dirigido por Carlos Bianchi quien tomó las riendas del juego y comenzó a mostrarse peligroso en ofensiva; Sánchez Miño a esa altura estaba tremendo, además Gigliotti buscaba en el frente y Luciano Acosta hacía de las suyas.

Un contragolpe magnífico del xeneize, una falta innecesaria de Maidana y la ejecución de 25 metros de Sánchez Miño puso a Boca 1-0 a los 19′; el atacante xeneize ejecutó un perfecto tiro libre y la pelota se clavó en el ángulo superior izquierdo, dejando a un Barovero creyendo que había pasado un misil a su frente.

Con el gol, Boca se agrandó, mostró mucha actitud y un juego que lograba empatía con la parcialidad; River por su lado, tuvo también los suyo, pero no supo resolver.

Cavenaghi era el patrón del ataque y Lanzini lo acompañaba, pero quien no anduvo para nada fue el colombiano Teo Gutiérrez, casi desaparecido en el juego.

Boca, tras el gol, fue netamente superior a River, pero el millonario resistió y con el corazón herido fue en busca del empate; técnicamente no era mejor el millonario, solo que hubo un cambio de actitud y una idea más clara de juego.

Las mañas y la experiencia de varios jugadores del elenco de la banda ayudaron a encontrarle el defecto a Boca: los centros cruzados.

Gracias al hallazago, River logró el empate a los 41′ por medio de Maidana.

Tras el empate millonario, el juego se picó y quien pagó caro fue el zaguero Daniel «Cata» Díaz que vio la expulsión directa por agresión cuando el primer tiempo concluía.

River no supo aprovechar el hombre de más, Boca hacía lo que podía en el complemento, que en líneas generales, fue para el bostezo.

En los descuentos Cavenaghi vio la roja por agredir a un adversario pero el pescado estaba vendido.

Boca dejó una muy buena sensación de equipo sólido y dinámico, al River de Ramón le falta todavía pero dejó una mejor imagen que el equipo del año pasado.

Germán Delfino, árbitro del partido, tuvo una actuación discreta.

Boca Juniors: Agustín Orión; Hernán Grana, Daniel Díaz, Juan Forlín y Nahuel Zárate; Pablo Ledesma y Fernando Gago; Juan Manuel Martínez, Luciano Acosta y Juan Sánchez Miño; Emmanuel Gigliotti. DT: Carlos Bianchi.

River Plate: Marcelo Barovero; Gabriel Mercado, Jonatan Maidana, Ramiro Funes Mori; Carlos Carbonero, Leonardo Ponzio, Cristian Ledesma y Leonel Vangioni; Manuel Lanzini; Teófilo Gutiérrez y Fernando Cavenaghi. DT: Ramón Díaz.

Goles en el primer tiempo: 19m. Sánchez Miño (BJ) y 41m. Jonatan Maidana (RP).

Cambios: antes de comenzar el segundo tiempo: Joel Rodríguez por Acosta (BJ); 20m. Matías Kranevitter por Ledesma (RP); 32m. Osmar Ferreyra por Vangioni (RP) y Emanuel Trípodi por Orión (BJ); 36m. Daniel Villalva por Gutiérrez (RP); 43m. Gonzalo Escalante por Martínez (BJ); y 47m. Nicolás Colazo por Sánchez Miño (BJ).

Amonestados: Ledesma, Orión y Rodríguez (BJ). Maidana, Barovero, Ponzio, Vangioni y Ledesma (RP).
Incidencias en el primer tiempo: 46m expulsado Díaz (BJ). En el segundo: 49m. expulsado Cavenaghi (RP).

Árbitro: Germán Delfino.

Estadio: José María Minella, de Mar del Plata.

@lostribuneros

 

Fijate en

¡Se acabó la magia! Godoy Cruz perdió el invicto e imbatibilidad en la Copa de la Liga

En un encuentro lleno de emociones, el invicto de Godoy Cruz llegó a su fin …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *