China se proyecta como potencia del fútbol mundial

El “Gigante Asiático” viene trabajando en silencio y los resultados están a la vista: Guangzhou Evergrande ya tiene dos títulos continentales. Entraron a Sudamérica y se están llevando cracks.

China quiere estar por encima de la Premier League, La Liga y la Serie A y su trabajo ya no es tan silencioso como lo fue hasta 2013 cuando el Evergrande llevó el primer trofeo asiático de la historia al país.

Los directivos de los clubes del territorio más poblado de la tierra, llenos de dinero, no tienen problemas en pagar sueldos astronómicos, como sucedió Darío Conca, argentino que jugaba en el Fluminense, a quien le abonaron 10 millones de dólares para jugar allí.

Ahora, se acercaron al poderoso Corinthians, campeón brasileño 2015, y le arrebataron al volante Jádson. Primero acordaron un sueldo de 382.000 dólares mensuales con el jugador de 30 años de edad, y luego, le depositaron al “Timâo” 4.3 millones de la moneda estadounidense en calidad de resarcimiento por rescisión de contrato.

Palmeiras es quien tiene las barbas en remojo. Los “Porcos” tienen a una joven promesa llamado Gabriel Jesús, de apenas 18 años, a quien podrían perder debido a que los chinos no tendrían problemas en pagar los 44 millones de dólares que vale su cláusula de rescisión.

Indudablemente, el fútbol en 15 años sería dominado por los chinos por sobre los europeos. Pero ojo, ya que otros países como Malasia, Japón y Tailandia tienen dinero para invertir y ya han gozado de la experiencia de jugadores brasileños y argentinos.

@lostribuneros

Fijate en

Brasil fue víctima de la maldición de la zona de grupos

Reglas no escritas. Leyes tácitas. Como le quieras llamar. El hecho es que Brasil quedó …